Advierten a la empresa Avicomar por la proliferación de moscas.

En una inspección, el Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense advirtió a la empresa por la proliferación de los insectos y la emplazó a realizar distintas obras para evitarlo. Los vecinos se mostraron descontentos por que en ese informe y uno similar del Municipio, no contemplaron la emergencia sanitaria del barrio.

1
3972
Vecinos de la avícola quedaron descontentos con la inspección que realizó el Municipio.

San Vicente .: El Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires ordenó a la empresa avícola Avicomar S.R.L. de San Vicente realizar distintas tareas de saneamiento y mantenimiento en sus instalaciones para prevenir la proliferación de insectos. Bromatología y Zoonosis municipal también hizo lo propio días después, pero los vecinos se quejan de que no priorizó la salud de la población, sino sólo las condiciones edilicias del lugar, donde se producen huevos.

La advertencia del ministerio bonaerense se dio luego de una fiscalización en la empresa que cumplió el 7 de diciembre último a través del inspector de la Dirección de Auditoría Agroalimentaria, Julio Biasotti, en conjunto con el director de Bromatología y Zoonosis de San Vicente, Pablo Barranús. Desde hace tiempo hay quejas de los vecinos de la zona que se encuentran afectados por el olor, las moscas que invaden sus hogares y la cantidad de insecticida que deben tirar para combatirlas, lo que puede provocar intoxicaciones.

Según detalla el informe, dentro del establecimiento -ubicado en Alberdi 1320, en San Vicente- hay cuatro galpones de producción de huevos con 6.500 aves cada uno distribuidas en jaulas tipo piramidal, y el predio tiene alambrado perimetral con cortina forestal. En tanto, describe que la eliminación de las aves muertas se realiza por fosa dentro del predio.

“Se verifica que debido al retiro de guano (…) se ha producido un exceso de la producción de moscas producto de la combinación de las altas temperaturas y la humedad relativa”, indica el comunicado.

Además, especifica que en el interior de los galpones hay sectores donde se encuentra el guano más húmedo, foco de producción de larvas. Asimismo, señala que el terreno ubicado en el sector lindero al galpón número 1 quedó desnivelado a causa del retiro de guano, lo cual hace que se acumule agua, otro rincón favorable a la reproducción de los bichos.

Por todo ello, el Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense obliga a Avicomar S.R.L. a: realizar mensualmente en épocas de altas temperaturas el retiro de guano y entregar en Bromatología y Zoonosis local el certificado de desechos que lo avale; reparar los galpones para evitar que filtraciones pluviales o de riego humedezcan el guano; nivelar la calle que se encuentra entre los galpones 3 y 4 o cavar una zanja para impedir que el agua de lluvia ingrese al galpón; nivelar el terreno lindero al galpón 1 para evitar la acumulación de agua pluvial; realizar corte y mantenimiento semanal del pasto lindero a los galpones.

El informe también afirma que Avicomar habría enviado huevos a la Facultad de Ciencias Veterinarias de La Plata para realizar un análisis bacteriológico de salmonella negativo, que se adjunta al documento.

Por otra parte, el 16 de diciembre una inspectora de Bromatología y Zoonosis (Romina Camisay) y la directora de Bromatología, Paola Silvera, también realizaron una inspección en el edificio y luego un informe en el que observan que en el exterior hay una “acumulación de bolsas con residuos a la espera de ser retirados” y el pasto corto. También describen que en ese momento, empleados se encontraban retirando guano del galpón 2; que los galpones 2 y 3 están “en condiciones, con olor característico a la actividad realizada”; y que en la sala de clasificación “no se perciben malos olores ni moscas en cantidad”.

Sin embargo, detallan que, “de acuerdo a lo solicitado, todavía no se han nivelado las calles entre galpones ni se han arreglado agujeros en los techos de los mismos”, como así también señala que “se observa un gran número de moscas tanto en el ambiente como en diferentes superficies”. En tanto, comunica que el último análisis de salmonella se realizó el 14 de noviembre último y que se adjunta protocolo.

Sobre las recomendaciones, Bromatología y Zoonosis dice: “Se exige reforzar la fumigación, evitar la acumulación de residuos, mantener el predio con el pasto corto y cumplir con el retiro de guano, ya que todas estas cuestiones junto con las elevadas temperaturas favorecen la proliferación de plagas y malos olores, no cumpliendo con las condiciones higiénicas que la actividad aquí realizada requiere, según Ordenanza Municipal 1574/81 y CAA. Se continuará con inspecciones”.

Ante ello, los vecinos de la zona acusan que no les permitieron ingresar al establecimiento durante la inspección y que sólo lo hicieron Camisay, Silvera y la dueña de Avicomar, Milagros Torres.

En consecuencia, una vecina reclamó que “no se priorizó la salud de los vecinos, que se tocó el tema de las condiciones edilicias pero no la emergencia sanitaria del barrio”. Al respecto, destacó que “ya se produjeron enfermedades de alergias y respiratorias por el excremento de las moscas, y también intoxicaciones químicas por tener que rociar tanto insecticida para combatir las moscas”.

unnamed

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA