BA | La brecha entre pobres y ricos continúa creciendo.

Por María martina Goya | InfoGEI

0
338

La Plata .: En la pirámide que mide el nivel de ingresos en la Argentina, los que ocupan el escalón más bajo están cada vez más lejos de quienes se hallan más arriba. Según un informe del Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea, el ingreso real de los que menos tienen bajó un 4% durante el segundo y el tercer trimestre de 2016, al tiempo que para los que más tienen aumentó un 9,4%.

El estudio, tiene como objetivo observar cómo se configura la distribución del ingreso en el país y cómo esa brecha va variando. Para ello el equipo de Atenea examinó la evolución de los ingresos individuales entre el segundo y tercer trimestre del año 2016, así como también investigó la brecha de ingresos existente entre los que menos tienen y los que más perciben.

Números

“Mientras que entre el segundo y el tercer trimestre del año pasado el ingreso promedio del conjunto más pobre creció nominalmente solo un 4%, pasando de un valor de $1.311 a $1.369, para el grupo más rico se acrecentó en un 15%, pasando de un ingreso individual promedio de $30.374 a uno de casi $35.000”, detallaron desde Atenea, tras analizar los datos correspondientes al ingreso individual promedio del primer y último decil de la población. Es decir, el 10% más pobre y el más rico respectivamente.

De acuerdo a los datos reunidos por el Centro de Estudios, para el grupo más pobre de la población el ingreso individual promedio se acrecentó en sólo $58 durante ese tramo de 2016. En el mismo período, el ingreso promedio en la cúpula de la pirámide creció en $4.624. La medición refleja una grieta donde el aumento obtenido por el grupo más rico es 80 veces mayor que el obtenido por el más pobre.

Al cruzar esos datos con los niveles de la inflación acumulada en los alimentos –tomando como referencia el IPC-INDEC y contemplando la inflación acumulada de los meses de julio, agosto y septiembre de 2016- el informe concluyó que el ingreso real de los más pobres durante ese trimestre cayó un 1,6%, mientras que el ingreso real de los más ricos se incrementó en un 9,4%.

A fines del año pasado, otro informe -del Centro de Economía Política Argentina (CEPA)- había advertido que, por la pérdida de poder adquisitivo y la eliminación de retenciones a los sectores del agro y la minería, la distancia entre los que más y menos tienen en la Argentina se había expandido, revirtiendo la tendencia 2003-2015.

El estudio concluye “tomando la evolución del ingreso individual promedio entre el decil más pobre y el más rico de la población durante el segundo y tercer trimestre de 2016, Atenea sentencia que la misma ha sido muy desigual, dando como resultado el beneficio de los que más tienen”.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA