BA | María Eugenia Vidal reedita el Plan Qunita.

0
407

La Plata.: A un año de la derogación por parte del Gobierno del Plan Qunita, la gobernadora Vidal creó su propio programa similar denominado “Al fin en casa”. Se trata de un kit que incluye moisés armables para bebés prematuros.

El programa “Al fin en casa” fue destacado por Vidal en el discurso de apertura de sesiones de este año, aunque no hizo referencia a los moisés. “Para reducir la mortalidad infantil y cuidar a los bebés prematuros cuando salen del hospital, impulsamos ‘Al Fin en Casa’. El programa ya está activo en Morón, Florencio Varela y San Miguel, y en cada caso acompañamos con recursos fundamentales como leche especial, guías para los padres, vitaminas, hierro y la libreta del prematuro”, enumeró por entonces.

En esos tres distritos se realizó el año pasado la prueba piloto, mientras que ahora se prevé firmar convenios para ampliar su llegada a otros municipios.

Detalles 

Si bien los moisés del Plan Qunita fueron fuertemente criticados por la actual gestión por su presunta peligrosidad y el tema llegó a judicializarse, desde el propio gabinete de Vidal resaltaron la importancia de este tipo de productos, que ahora integran el programa provincial.

“Dentro de la mortalidad posneonatal es relevante la mortalidad domiciliaria, por esta razón en el programa se entregan moisés, para evitar el colecho inseguro en esta población de alto riesgo”, explicó en una entrevista Flavia Raineri, por entonces directora provincial de Salud en el Ciclo de Vida y actual directora de la maternidad Estela Carlotto.

Para la adquisición de los moisés que entrega el gobierno de Vidal se recurrió en un primer momento a una contratación directa (número 238/16) por 195 unidades. Luego, el 21 de febrero de este año, se publicó en el Boletín Oficial el llamado a la licitación privada 17/17, “tendiente a la Adquisición de Moisés para Prematuro con destino a la Dirección Provincial de Salud de la Mujer, Infancia y Adolescencia perteneciente al Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, por un presupuesto estimado $ 3.703.674,00”.

El documento emitido para la contratación directa, correspondiente al expediente 2900-31058/16, contiene algunas especificaciones técnicas genéricas, como que “los materiales deben estar libres de deterioros y los recubrimientos no deben ser tóxicos. No deben utilizarse materiales que puedan ser ingeridos a través de la mordedura de los niños”; “los bordes y partes sobresalientes no deben presentar rebabas o aristas vivas; deben estar redondeados”; “deberán ser de barandas fijas (no móviles) y de material rígido”, etc.

Los moisés del Plan Qunita –cuya fabricación se asignó mediante licitación pública- también cumplían con esas disposiciones generales, en tanto estaban realizados “en MDF laqueado de 5,5 mm y textiles. Está pintada con laca poliuretánica UV no tóxica. Tiene la dureza de la pintura de automóviles, la protege de los líquidos, la humedad y las rayaduras. Es totalmente lavable”, entre otras cosas.

En cambio, una de las fuertes diferencias entre uno y otro programa radica en su alcance: mientras que el plan nacional lanzado en julio de 2015 apuntaba al acompañamiento de la madre y el niño recién nacido en general, el dispuesto por la gestión de Vidal sólo está destinado a los casos de bebés prematuros: es decir, entre un uno y dos por ciento de la población total.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA