SV | Caso Magalí Molina: la familia pide la renuncia de varios funcionarios

0
611

San Vicente .: En el marco de la concentración en pedido de justicia por Magalí Molina, los manifestantes se trasladaron el pasado martes al hospital local Dr. Ramón Carrillo, donde forcejearon con la Policía y agredieron a una enfermera. La hermana de la víctima, Flavia Molina, advirtió que si la familia no recibe una respuesta de las autoridades en un mes, volverán a convocar a una marcha masiva.

A partir de las 10, decenas de personas se concentraron en la Plaza Mariano Moreno y se movilizaron hasta las puertas del Palacio Municipal sanvicentino, en reclamo de justicia por Magalí Molina, una posible víctima de mala praxis en el hospital local Dr. Ramón Carrillo.

La congregación estaba encabezada por los amigos y familiares, quienes responsabilizan de “desidia, negligencia y abandono de persona” al intendente Mauricio Gómez, a la secretaria de Salud y Desarrollo Humano, Silvina Vidal y al director del nosocomio, Cristian Bertolino, por lo que pidieron la inmediata renuncia de los tres funcionarios.

Tras algunos minutos, los parientes fueron atendidos por el jefe comunal, quien “no dio una respuesta concreta” y afirmó que “no tomaría medidas con el director del hospital hasta que no se supiera la verdad por medio de la Justicia”, según informó la hermana de la víctima a Al Sur.

Alrededor de las 13, el personal del hospital local vivió un momento de tensión a causa de los manifestantes que se trasladaron hasta el lugar e intentaron ingresar por la puerta principal, que fue rápidamente bloqueada por la Policía, por lo que hubo un forcejeo entre los efectivos y las personas presentes.

Una de las enfermeras fue agredida por los familiares de la joven, quienes la reconocieron como parte del personal que había atendido de mala manera a la mujer días atrás. Finalmente, la mamá de Magalí logró ingresar al Carrillo y fue atendida por las autoridades.

Acompañaron el reclamo las agrupaciones Libres del Sur, Barrios de Pie, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), MP La Dignidad y de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

El caso de Magalí

Magalí tenía 24 años y tenía dos hijos: un niño de 4 años y una niña de 6. La mujer falleció el pasado 1 de marzo a causa de una infección aguda en la cabeza, diagnosticada como meningitis por el personal del hospital platense General José de San Martín.

La joven había sido atendida en el Carrillo en tres oportunidades antes de ser internada el pasado 13 de febrero y había sido medicada por una infección urinaria. A pesar de tenía fiebre y la mitad del cuerpo paralizado, los médicos de la guardia local insistieron con el diagnóstico y continuaron con la medicación.

Al cuarto día, los familiares pidieron el traslado porque el director del hospital había manifestado que “el hospital no contaba con la complejidad que Magalí necesitaba”, según relató Flavia Molina a Al Sur y agregó: “Nos dijo que el traslado era un protocolo que tenía que pasar por el Ministerio de Salud y él no podía hacer nada”.

“Mi hermana estuvo internada en la guardia del hospital, no la bañaron nunca y mi mamá lo único que podía hacer era higienizarla con unas toallitas. Tuvo convulsiones porque nadie le tomaba la fiebre. Nunca tuvo un médico que la viera todos los días. Ella padeció abandono de persona, ya que Bertolino, sabiendo que no tenía las cosas necesarias para ayudarla, nunca le dio el traslado”, denunció.

La familia también pidió ser atendida por Gómez, pero sólo obtuvo una reunión con su secretario, Pablo Cingolani, a quien calificaron de “muy mal hablado”. En cuanto a la secretaria de Salud y Desarrollo Social, Silvina Vidal, se puso a disposición de la familia pero tampoco ofreció “respuestas concretas”.

Molina fue trasladada al nosocomio platense el 21 de febrero, tras un reclamo del movimiento MP La Dignidad en las puertas del hospital municipal. Finalmente, el 1 de marzo, la mujer fallece de un paro cardiorrespiratorio como consecuencia de la meningitis.

“En el hospital de San Vicente, nunca tuvimos nada concreto con los médicos y lo que decían que tenía era infección urinaria. Cuando llegamos a La Plata, el personal clínico nos dijo que la agarraron fuera de tiempo y que ya tenía la infección avanzada. Si el director la hubiese trasladado a tiempo, hoy no tendríamos que estar lamentándonos. Ella estuvo mal atendida y sobremedicada, lo que agravó su estado”, aseguró.

“Vamos a estar al tanto de la investigación, ya que hicieron un sumario con la gente que la atendió. Sin embargo, todos los clínicos de guardia y las enfermeras que la trataron siguen en el hospital como si nada hubiese pasado”, indicó la mujer y advirtió que el próximo 6 de abril, realizarán una movilización masiva, en caso de que no reciban una respuesta de la secretaria de Salud municipal.

baner_as

DEJA UNA RESPUESTA