SV | Continúan los problemas con ABSA en el barrio El Tanque.

0
793

Sr. Director de Semanario Al Sur:

Somos vecinos de San Vicente. Vivimos en el barrio Pesoa, sobre la calle Estrada en su intersección con Castelli (frente al CEF 93). Estamos sufriendo un hecho de negligencia que nos tiene preocupados desde el 27 de diciembre del año pasado. Ese día, un vecino sacó la camioneta y la vereda se abrió de par en par formando un pozo que dejó expuesto el caño maestro de la cloaca y el desagüe domiciliario.

Luego de varios reclamos, logramos que la empresa ABSA tomara cartas en el asunto este año y cambió el caño, colocó la tosca para que se asentara y esperamos a que construyera la vereda a la semana siguiente para dar por finalizado el problema.

Sin embargo, el sábado 11 de marzo pasado por la mañana, la vereda volvió a desmoronarse. Esta vez, el agujero se abrió con mayor magnitud ocupando la mayor parte de la entrada de la casa de la vecina que vive en frente y comenzó a romper la vereda de hormigón que se dirige hacia su casa.

Al día siguiente, empleados de ABSA vallaron el lugar para que la gente tuviera precaución al pasar por allí, pero nunca se acercaron a solucionar el problema. El agujero, que continúa agrandándose día a día, se encuentra pegado a los cables del tendido eléctrico, lo que provoca un peligro para todos aquellos que circulan por la vereda y para los vecinos pegados al pozo, sumado a que esos postes pueden caerse y dejar sin luz a varias casas del barrio.

Además, al tratarse del caño maestro de la cloaca y del desagüe domiciliario, emana olores nauseabundos y constituye un enorme foco de infección y de enfermedades. También, como está ubicado frente al CEF 93, muchos jóvenes que practican deportes allí corren el peligro de caerse porque el pozo tiene varios metros de profundidad.

Hasta la fecha llevamos hechos varios reclamos en la sede de ABSA que se ubica en La Plata (2150954/02, 2213027/01/02/03). La respuesta de la empresa fue que el inspector había pasado a supervisar la obra y que había determinado que ella estaba terminada, cuando en realidad sólo se había colocado la tosca y no se había comenzado a construir la vereda.

Al comunicarnos nuevamente con el titular de la oficina local de ABSA, Claudio Pereyra, el funcionario argumentó que ABSA no quiere proveerlo de los insumos para poder concluir con la obra.

Estamos indignados y preocupados por esta situación. Pagamos nuestros impuestos como todos los vecinos y trabajamos para que nuestro barrio esté cada día mejor. Exigimos que tanto el Municipio de San Vicente como Aguas Bonaerenses den respuesta a este grave inconveniente.

baner_alsur

DEJA UNA RESPUESTA