SV | El viento produjo problemas en la Escuela 29. La desidia también.

0
1152
Personal municipal trabajó para reparar provisoriamente el techo de la escuela (Foto de Gabriel Gerónimo).

San Vicente .: La Escuela Primaria 29 de San Vicente parece no tener suerte. A los actos vandálicos sucedidos el año pasado y a la poca atención por parte del Consejo Escolar al establecimiento, la naturaleza puso su granito de arena para que la escuela del barrio Eva Perón de San Vicente no se encuentre en las condiciones edilicias adecuadas para el comienzo de las clases.

Ayer por la tarde se desató en San Vicente otra tormenta de viento que duró algunos minutos, pero que fueron suficientes para desacomodar las chapas de la escuela y arrancar todas las canaletas de desagües ubicadas sobre la calle Presidente Illia.

Minutos después, personal del área de Servicios Públicos municipal comenzó con la tarea de acomodar el chaperío y clavarlo nuevamente (esperemos que en forma provisoria). Es que, si bien las chapas no se volaron, el techo quedó maltrecho y hará falta un trabajo profesional para acomodarlo y evitar filtraciones de agua en caso de lluvias.

Hoy fue la fuerza de la naturaleza, algo incontrolable por el humano, tal vez. Sin embargo, el año pasado acontecieron cosas que sí pudieron evitarse, pero la desidia de algunos funcionarios ha contribuido para que este establecimiento educativo cada día esté peor.

Recordemos que en el primer semestre de 2016 la escuela fue vandalizada por personas anónimas, quienes ingresaron al edificio aprovechando que la alarma no funcionaba y dejaron abiertos los grifos de agua del laboratorio, lo que provocó una inundación del primer piso que pasó a la planta baja destruyendo todos los cielorrasos de yeso y parte del material didáctico.

Luego de este hecho fue muy poco lo que se hizo con el establecimiento: se reemplazaron los cielorrasos y se pintaron las aulas afectadas, pero nada más. La escuela tiene un cerco perimetral destruido hace años que permite que cualquier persona pueda ingresar al predio en cualquier momento del día, inclusive de noche para cometer delitos. Así, los fines de semana podemos ver a chicos entrar a la escuela para jugar a la pelota en el patio o hacer cualquier otro tipo de cosas.

Esta escuela, como la mayoría de la comuna, espera que las autoridades del Consejo Escolar y de la Dirección de Educación (creada por esta administración municipal) salgan del letargo y hagan algo por la educación sanvicentina.

Todavía no sabemos en qué se están utilizando los dineros del Fondo de Financiamiento Educativo que el Gobierno municipal recibe cada año. El año escolar está por comenzar, hay superpoblación de niños y niñas pugnando por un lugar en el circuito educativo, pero a nadie parece importarle.

baner_alsur

DEJA UNA RESPUESTA