SV | En febrero comenzarán las obras en el Predio Aleluya

0
647

San Vicente .: Con el inicio del mes de febrero comienzan las tareas de limpieza y edificación del hogar de abrigo Padre Eduardo Maffía, que funcionará en el predio Aleluya, ubicado sobre la avenida Juan Pablo II, en la ciudad cabecera del distrito. La subsecretaría de Desarrollo Humano estimó que la institución abrirá sus puertas a mediados de este año.

Una de las problemáticas del distrito San Vicente es la gran cantidad de niños, niñas y adolescentes que presentan medidas de abrigo, que consisten en la intervención de un juez de familia en los casos por denuncia de maltrato, abuso físico o negligencia por parte de los padres.

Estos chicos deben alojarse en casas del niño de localidades alejadas, como Temperley, Monte Grande, Saladillo, Lobos o en la capital bonaerense, por lo que el trabajo de revinculación con sus familias se extiende por mucho tiempo y presenta muchas dificultades.

En este sentido, la cartera de Desarrollo Social presentó un proyecto a la Diócesis de Lomas de Zamora para la recuperación del Predio Aleluya y la construcción de la casa de abrigo local Padre Eduardo Maffía. El acuerdo, que se firmó en septiembre de 2016, contó con el apoyo del padre Mario Inchauspe, a cargo de los convenios con el Arzobispado; y del Organismo Provincial de la Niñez y Adolescencia.

“El año pasado fueron meses de gestiones con el Obispado –propietaria del predio- y con el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, ya que tuvimos que presentar los informes y fotos del incendio; además del diseño del plano de construcción”, explicó a Al Sur la subsecretaria de Desarrollo Humano local, Natalia Piñeiro.

De este modo, los trabajos de limpieza de limpieza y construcción comenzarán este mes en un “proceso lento y muy cuidadoso”,  debido a que “parte de la construcción que está en buenas condiciones”, a pesar del incendio que lo inhabilitó en 2016.

Casa de abrigo Padre Maffía

“Queremos reconstruir el Aleluya pero con la impronta que tenía en su fundación, que era ser un hogar de niños”, afirmó Piñeiro y detalló que la edificación conservará parte de la infraestructura original pero con una ampliación en el sector central para convertirse en un salón de usos múltiples con dos galerías perimetrales tanto delante como detrás.

También tendrá cocina-comedor y habitaciones con capacidad para unos 30 niños, niñas y adolescentes con baños; además de los sanitarios y las oficinas para el personal técnico y profesional, maestranza, cocineros y limpieza.

“Ahora arrancamos en febrero con lo que falta de las tareas de limpieza para quitar la edificación dañada, y ahí se arranca con la construcción. A mediados de este año ya tendremos la casa de abrigo Padre Eduardo Maffía”, estimó Piñeiro.

El objetivo de este proyecto es traer a los chicos a su distrito y poder trabajar con ellos y sus familias de manera coordinada para que puedan volver a sus hogares. “Estos niños no tienen un período determinado dentro del hogar de abrigo. En el transcurso de que los niños, niñas y adolescentes estén en el hogar, se trabaja paralelamente con el núcleo familiar para que puedan revincularse y mejorar su situación”, sumó la funcionaria.

baner_sv_corso

DEJA UNA RESPUESTA