SV | Los Tíos, un lugar con muy buena onda y mucha solidaridad

0
3064

San Vicente .: Muchas son las voces que oímos a diario en reclamo por la falta de solidaridad. Prendemos el televisor con especialistas que explican -de la manera más intrincada- cómo erradicar la pobreza y cómo vive la gente humilde en la calle. La radio nos informa acerca de los ocho millones de pobres en la Argentina. La señora se queja en Facebook porque un señor duerme en la calle y que nadie hace nada.

Y se juzga, se juzga muchísimo. Pareciera que ver que otro está peor que uno nos habilita a hablar, a realizar juicios de valor y a afirmar que si alguien la pasa mal, es porque esta persona quiso. Es el famoso “algo habrán hecho”.

Por suerte, la mano solidaria todavía existe y se puede encontrar, quizás, en un lugar que visitamos a diario. En San Vicente, esa mano está en la rotisería “Los tíos” en Castelli 46, a la vuelta del Banco Provincia.

El local invita a los agentes de la Policía Local y gente de la zona a calentar la comida y a disponer de la heladera de manera gratuita. Además, los baños están abiertos “exclusivamente” para todas las personas que lo necesiten.

La dueña, Alejandra Villegas, explicó a Al Sur que muchos clientes describieron que no podían pasar todos los días por su local a almorzar ya que no llegaban con el sueldo. Una solución es llevarse el almuerzo de casa, que llega frío al mediodía. “Les ofrecimos que podían calentarse la comida y en el verano también les guardamos el almuerzo en la heladera para que se mantenga en buen estado”, reseño la mujer.

Muchas madres se ven obligadas a sacar a sus bebés de casa y llevarlos a hacer trámites o los mandados con ellas, a pesar del frío de estos días. “Los tíos” les proponen pasar al local y amamantar a sus hijos en un ambiente a resguardo de las bajas temperaturas, mientras que disfrutan de algo caliente.

También regalan el pan y las cosas en buenas condiciones que no se consumieron en el día, para que los niños, mujeres y hombres en situación de vulnerabilidad social que se acercan hasta el local puedan tener algo que comer al final de la jornada. “Estando acá, nosotros vemos la necesidad de la gente. Pasan muchos chicos pidiendo comida. Damos una mano en lo que podemos”, aseguró la comerciante.

Ella -junto a sus hijas- recolecta ropa y calzados para repartir entre los chicos que se acercan a pedir comida al local. “Como yo he estado del otro lado y cuando era chica no la pasaba bien, entiendo las necesidades de la gente. De hecho, también tenemos chicos que pasan por acá. Yo publico en el Facebook, les consigo ropa y calzados”.

En un intento de concientizar acerca de la importancia de abrir el comercio para llevar adelante estas acciones solidarias, Alejandra y el personal de “Los tíos” educan con el ejemplo, recibiendo donaciones de ropa para los chicos y ofreciendo comida.

“Hace ocho meses que empezamos a ver mucha gente con muchas necesidades. Yo empecé trayendo cosas de casa. Tengo dos hijas, con quienes colaboramos en lo que podemos. Yo les explico que se pongan en el lugar de un nene que tiene la misma edad y tiene que estar pidiendo. Es muy duro. Lo que es importante para mí es ayudar a la gente pero siempre tratando de que no se sientan mal por tener que ser ayudados” contó Alejandra, visiblemente emocionada.

“Mucha gente después está señalando que ´son vagos´, que son esto, que son lo otro, y la verdad es que hay que estar en los zapatos de cada uno para poder juzgar. Como en todos lados, hay de todo. Habrá gente que pide porque le nace pedir, pero la mayoría, la que yo veo, me parece que no es así, que está pasando un mal momento”, sentenció Alejandra.

baner_margarinap

DEJA UNA RESPUESTA