SV | Queja vecinal por un basural en el Polideportivo Mugica.

0
1120
El basural se encuentra en la parte Oeste del Polideportivo Padre Mugica.

Alejandro Korn .: Alejandra es una vecina que vive detrás del Polideportivo Municipal Padre Carlos Mugica, en Alejandro Korn, y denuncia que está “cansada” de reclamarle al Municipio de San Vicente que sanee el basural a cielo abierto que desde hace poco menos de una década se viene formando en ese lugar, ya que además de que arrojan autos, chatarra y residuos de todo tipo, funciona como una quema.

“El asunto es que hay contaminación del aire, del suelo, y acá nosotros todos tenemos agua de napas, y todo eso nos perjudica, tarde o temprano es un desastre”, afirma en diálogo telefónico con Al Sur, y agrega que ya no se respira aire puro porque la quema es constante y la polución cada vez más importante.

Cuenta que antes de 2008, el lugar “era lindo, verde, tranquilo”, y que por ese motivo ella y su esposo eligieron vivir allí, sobre las calles San Miguel del Monte e Independencia, un sector de una hectárea muy poco poblado porque hay varias casas quinta más el predio deportivo. Recuerda: “Antes era lindo, yo venía caminando desde el pueblo por Independencia, y ahora no me dan ganas porque es horrible”.

Desde entonces, durante los gobiernos municipales de Daniel Di Sabatino, la mujer presentó expedientes en reiteradas oportunidades, y a principio de este año aprovechó la ocasión para hacerlo con la gestión que conduce Mauricio Gómez, a ver si tenía suerte, pero tampoco recibió respuestas hasta el momento.

Mientras tanto, la parte que sí se ve del Poli, que es el sector de adelante, está muy bien conservado, aunque de todos modos la vecina manifiesta que es una contrariedad, ya que aunque la zona donde se practica deportes está un poco alejada del basural, la contaminación llega igual, y quienes se ejercitan o hacen campamentos se tienen que “fumar” literalmente el humo tóxico, en perjuicio de su salud.

basural_mugica_2

“Nada, todo sigue igual”, parece resignarse Alejandra, especialmente porque siente como si no fuera una sanvicentina más. “No hacen nada para nosotros, que somos contribuyentes, y como somos pocos, no les importa, o no somos del pueblo. Porque yo me doy cuenta de que hay una diferencia, hacen pero no acá”, se quejó, y consideró un “atropello” lo que el Municipio genera contra su calidad de vida, por acción u omisión.

Finalmente, la señora reclamó: “Así sea una persona sola, me tienen que respetar. Tengo derecho a respirar aire puro, tengo derecho a que no me contaminen el agua y tengo derecho a que el acceso a mi vivienda sea digno. Quiero que saneen el lugar porque es un abandono, es una vergüenza”.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA