SV | Se dictó una nueva conciliación obligatoria entre el STMSV y el Municipio

0
1272

San Vicente .:  El pasado miércoles 2 de mayo, el Sindicato de Trabajadores Municipales de San Vicente (STMSV) levantó el estado de asamblea y movilización, debido a que el Ministerio de Trabajo bonaerense dictó una nueva conciliación obligatoria con el Ejecutivo municipal.

Esta es la segunda conciliación dictada en menos de seis meses a causa de los reclamos de los trabajadores por mejoras salariales y laborales. En ese sentido, el vocero del gremio, Ruben Barrientos,  afirmó que si bien saben que “el Ejecutivo municipal hace todos los esfuerzos posibles”, el 15 por ciento firmado hace dos semanas con el Sindicato de Empleados Municipales de San Vicente (SEMSV) “quedó totalmente desfasado” debido a “la suba del dólar, la inflación y los tarifazos”.

“San Vicente tiene una situación especial porque debemos ser uno de los municipios con los sueldos más bajos. Somos trabajadores de clase media o baja, por lo que esa inflación del 7 u 8 por ciento es superior, ya que destinamos nuestros ingresos a alimentos, transportes o servicios. Nosotros solicitamos un mínimo de 20 para acercarse un poco a la pérdida adquisitiva del salario desde el año pasado”, explicó el referente sindical.

En cuanto a los aumentos firmados por el intendente Mauricio Gómez y el SEMSV, Barrientos consideró que hubo un “apresuramiento”. “Uno siempre como delegado del sindicato firma lo mejor para el trabajador. Nosotros estamos obligados a decir que no a ese acuerdo, por la circunstancia y para seguir protestando”, señaló.

La conciliación obligatoria, dictada el pasado 2 de mayo en la delegación regional de Almirante Brown, se extenderá por 15 días hábiles, en los cuales los trabajadores retomarán sus tareas habituales mientras el gremio se reunirá con el Ejecutivo para alcanzar un acuerdo.

“Esta semana trataremos de mantener un encuentro. La idea es mantener una relación de diálogo. Mientras haya diálogo, hay una posibilidad de alcanzar un acuerdo”, agregó Barrientos.

Por otro lado, el gremialista aseguró que el secretario Adjunto, Mauro Romano, fue amenazado junto a su familia. “La lucha se personalizó demasiado. Este reclamo no era sólo de Mauro porque estábamos todos en la misma”, sostuvo.

baner_sf2018

DEJA UNA RESPUESTA