Psicología | Consecuencias en el abuso de niños y adolescentes

Por Beatriz Zaiat | Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría

0
341

La visibilización de las situaciones de abuso sexual infantil dentro del ámbito deportivo permite comenzar a enfocar la problemática desde la perspectiva de la protección de derechos. Los niños, niñas y adolescentes, muchas veces en situación de vulnerabilidad y separados de su familia, se encuentran sometidos a un abuso de poder por parte de aquellos que deben cuidarlos.

Las víctimas también pueden sufrir amenazas por parte de los adultos por lo que no pueden decidir libremente sobre las prácticas solicitadas por éstos. Los efectos devastadores que tiene el abuso sobre el psiquismo se ven amplificados por el hecho de tratarse de una defraudación de confianza de los adultos que deben protegerlos y asegurar su bienestar.

En esta línea, la Sociedad Argentina de Pediatría, a través de su grupo de trabajo sobre Infancias Vulneradas, alertó sobre el riesgo de la naturalizar las situaciones de abuso y el peligro de su banalización por los medios de comunicación.

Con la difusión de este tipo de situaciones en un importante club de fútbol, se instauró el tema de los abusos extra-familiares a niños y adolescentes. Sin embargo, el abuso en el seno de la familia es una situación de suma importancia y gravedad que a la fecha no se ha visibilizado, a pesar de ser la forma más frecuente en este grupo etario.

Los niños, niñas o adolescentes que son víctimas de este delito no suelen contar lo que les ocurrió y suelen presentar cambios de conducta repentinos que pueden estar diciéndonos que les ha pasado algo, como enojos injustificados, decaimiento, desconexión con el medio social, pesadillas o problemas para dormir, ansiedad o temor a quedarse solos con una persona en particular.

Para evaluar si hubo agresión o no, siempre debe participar un profesional, que puede ser el pediatra u otro especialista en el tema.

baner_sf2018

DEJA UNA RESPUESTA