Psicología: La alexitimia

Por Beatriz Zaiat

0
755

Cuando un sujeto sufre el trastorno psicológico que se caracteriza por la incapacidad de expresar en palabras lo que siente, cuáles son sus sueños o lo que imagina, se diagnostica “alexitimia”.
Las personas con alexitimia están limitadas en su capacidad de manifestar fantasías, sueños, deseos o la posibilidad de pensar en forma imaginaria. Es decir, no pueden poner en palabras las emociones.

No es que no sienten nada, sino que no encuentran palabras ni gestos para comunicar de ningún modo lo que sienten. Tampoco se trata de sujetos introvertidos o reservados.

Si el tiempo pasa y no reciben tratamiento psicoterapéutico, la imaginación y creatividad van disminuyendo.

En el caso de los niños, se aíslan; mientras que en los adultos se observa una gran tristeza y falta de ánimo. Sus rostros se muestran rígidos, hay falta de empatía. Hablan poco, son prácticos y racionales.

También, se advierten dificultades en el manejo de los afectos, son emocionalmente dependientes y se aíslan socialmente. Pueden ser personas impulsivas y reaccionar de modo desproporcionado ante emociones que no son capaces de identificar. Puede haber, además, problemas sexuales, impotencia o falta de deseo sexual.

El diagnóstico debe ser realizado por un profesional que trabaja en equipo con un neurólogo. Algunas veces se pudo detectar en la consulta que esta patología devela traumas o conflictos severos de orden psicológico. Incluso, ante una profunda depresión, la persona puede adoptar una conducta propia de la alexitimia.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA