Psicología | La comunicación con los hijos

Por Beatriz Zaiat | Fuente: “Guía práctica para evitar gritos, chirlos y estereotipos” - UNICEF

0
176

Nacemos en un mundo organizado por normas y costumbres y también por un lenguaje compartido por nuestra cultura. Comunicar implica relacionarnos con las personas, dar y recibir información. Nos permite expresar y comprender pensamientos e ideas, transmitir sentimientos y experiencias, y crear un vínculo a través del afecto y de la empatía, escuchando y poniéndonos en el lugar del otro.

La palabra calma, alivia, ayuda y es nuestro instrumento primordial para poner a jugar nuestras ideas, pensamientos y sentimientos, y de ese modo, evitar las reacciones impulsivas y violentas.

El juego es la mejor forma que tienen los más pequeños de comunicar lo que les pasa. A través de él pueden expresar activamente lo que vivieron o sintieron de forma pasiva y desplegar su creatividad. Es importante aprender a mirar y descifrar el juego de los niños, para entender qué nos quieren comunicar.

Esto implica un ejercicio cotidiano de observación. Si los miramos con atención, podemos aprender a detectar los mensajes que los niños y niñas expresan a través del juego.

En los casos en que se sospecha que los niños están padeciendo algo y no lo pueden expresar, es recomendable comentar la situación con los profesionales más cercanos al niño y a la familia (pediatra, maestros del jardín o centro de desarrollo infantil, por ejemplo) para evaluar si es necesario consultar a un especialista (psicopedagogo, trabajador social, psicólogo, pediatra, etc.).

Además, si alguno de los adultos cercanos al niño o niña sospecha que pueden estar sufriendo algún tipo de abuso (sexual o maltrato físico) deben comunicarlo ante el organismo de niñez más cercano, en cumplimiento con la Ley 26.061 de Protección Integral de la Niñez.

Las madres, padres o responsables legales, al igual que quienes se desempeñan en organismos educativos, asistenciales y de salud del ámbito público o privado, además tienen la obligación legal de realizar la denuncia judicial. No es necesario constatar que el abuso o maltrato haya sucedido, si no dar intervención para que se pueda detener la vulneración de derechos y garantizar el acceso a la justicia.

baner_pp

DEJA UNA RESPUESTA