Psicología | La imaginación

Por Beatriz Zaiat

0
200

“La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento es limitado, la imaginación rodea el mundo”. Con esta cita de Albert Einstein, exploraremos la imaginación como un proceso psicológico que permite al sujeto representar imágenes de cosas reales o ideales.

Esta representación surge de la información creada por el individuo desde su interior, sin estímulos externos conscientes. Es decir, que la mente tiene presente un objeto que se ha visto antes sin percatar la atención en él (pero lo percibió a través de los sentidos) y a partir de allí, crea un nuevo elemento nuevo, sin sustituto real.

Al imaginar, el ser humano manipula información de la memoria y fomenta la capacidad cognitiva de desarrollar nuevos proyectos o formar ideas novedosas. Sin embargo, este proceso psicológico no sólo puede ser la llave para hallar las soluciones a los problemas de nuestra vida cotidiana, sino que además es un camino para evadirnos de la realidad.

Es en este sentido, que la imaginación suele ser utilizada a modo de mecanismo defensivo para protegerse ante situaciones traumáticas o difíciles de atravesar para el sujeto. Es menester para el profesional socavar en estos aspectos, que pueden manifestarse en depresión, aislamiento o conductas agresivas, pero que inconscientemente son medios de “refugio” a través de un mundo imaginario en el cual no existe peligro.

baner_activasport

DEJA UNA RESPUESTA