Psicología | Las personas impuntuales.

Por Beatriz Zaiat | Ser impuntual provoca irritabilidad y pérdida de confianza en los demás; pero sobre todo, es una falta de respeto, en primer lugar hacia sí mismo, y por extensión hacia los otros.

0
635

En forma recurrente, se retrasan en llegar a algún lugar o postergan a último momento un encuentro o una cita previamente convenida. ¿Qué ocurre cuando la impuntualidad pasa a formar parte de la conducta-carácter de una persona?

Ser impuntual provoca irritabilidad y pérdida de confianza en los demás; pero sobre todo, es una falta de respeto, en primer lugar hacia sí mismo, y por extensión hacia los otros. Genera también perjuicios en las relaciones personales, como así también en los negocios y ámbitos laborales propios.

Ocurre que, comúnmente, el retraso de las personas impuntuales no es de cinco minutos, sino -al menos- de media hora. Subestiman el tiempo para realizar una tarea, hacen juicios ilusorios respecto del tiempo que poseen y de los recursos con que cuentan.

La impuntualidad es una actitud que deviene en una característica del sujeto en la que éste prioriza el beneficio y la comodidad propias, sin tener en cuenta a “quien lo espera”. Revela falta de consideración, negligencia, desinterés, lo cual le produce mucho estrés y angustia por no haber podido anticiparse.

El tratamiento psicoterapéutico intelectualiza esta gran dificultad, que se logra revertir modificando sus actitudes y su forma de pensamiento.

Las personas que tienen funciones de jerarquía suelen ser puntuales y facilitan de ese modo el desarrollo de sus agendas ya anteriormente acordadas, como así también sus compromisos. Ello deviene en la predisposición a establecer mejores vínculos sociales.

baner_alsur

DEJA UNA RESPUESTA