Fútbol | Dulces 16: el reencuentro de los campeones.

Por Gabriel Gerónimo | El equipo de fútbol campeón de los Torneos Bonaerenses 2000 se juntaron y revivieron el triunfo, el recibimiento que les hizo San Vicente y el viaje a Miami que recibieron como premio.

0
712
Los campeones | Parados, de izquierda a derecha: Rubén Arenas (entrenador), Daniel Di Gerardis (médico), Alejandro “Chino” Algorta, Miguel “Tuca” Palavecino, Walter “Chaqueño” Aguirre, Matías Van Domselaar (capitán), Iván Rodríguez, Luciano “Luchi” Di Sabatino, Martín “Motoneta” Monier, Leonardo Peralta, Diego “Mudo” Cuenca, Carlos Jáuregui, Carlos Emanuelle y Lucas Migueltorena (preparador físico). Agachados, de izquierda a derecha: Martín “Tincho” Miranda, Lucas Soto, Víctor García, Carlos Ruiz, Jorge “Centu” Centurión, Cristian “Chueco” Padró, Alexis Acevedo y César Villalba.

San Vicente .: “El tiempo es veloz”, dice la canción de David Lebón, y vaya si es cierto. Pasaron 16 años desde que aquel inolvidable equipo de fútbol de la Escuela Municipal de Deportes de San Vicente que dirigió Rubén “Narigón” Arenas se alzaba con la medalla de oro y el campeonato provincial de los Torneos Juveniles Bonaerenses 2000, pasando a ser el único equipo en la historia del distrito que tuvo un recibimiento popular, con unas 2.500 personas frente al municipio.

El sábado pasado, la mayoría de los que conformaron este conjunto se reencontró en una cena convocada por su técnico, quien además invitó a parte del equipo periodístico que siguió la campaña por AM 1580: Gabriel Gerónimo y Daniel Rosales.

Las anécdotas no pararon de circular ni un solo momento: desde los entrenamientos a nivel local, como la estadía en Mar del Plata, la final en el Estadio Minella ante Berazategui y el recordado viaje a Miami, Estados Unidos, que recibieron como premio. Cada uno de los jugadores fue rememorando los mejores momentos de sus vidas, esos que quedan para siempre atesorados en el corazón, como una marca imborrable de la juventud.

La gran mayoría recordó que la disciplina fue la base para que este equipo fuera casi imbatible, con jugadores muy talentosos que reconocieron la obsesión de Rubén Arenas para ganar todo lo que se propusieran, a pesar de las vicisitudes.

Después de un partido de fútbol en el Complejo La Quinta y de un asado suculento, los presentes presenciaron la final ante Berazategui, transmitido en ese entonces por el canal deportivo TyC Sports.

El recibimiento

Aún quedan algunos registros fotográficos de aquel multitudinario y emotivo recibimiento, fogoneado por la transmisión del Equipo Desafío (hoy Equipo ActivaSport) en complicidad con familiares y amigos de la delegación y con los oyentes de la entonces RCL Radio Ciudad de Longchamps (AM 1580), que se engancharon a la movida para darles a todos, y en especial a ellos, el mejor recibimiento que hayan tenido en su vida, con más de 2.500 personas en la Plaza Mariano Moreno de San Vicente.

baner_alsur

DEJA UNA RESPUESTA