Los Nonos Junior competirán en el Torneo Sudamericano de Brasil.

El certamen se realizará en 2017 en Casa Branca, estado de Sao Paulo. La preparación comenzará en febrero próximo.

0
962
El equipo de vóley adaptado sanvicentino y un paso importante en su vida deportiva.

San Vicente .: El equipo de vóley adaptado de San Vicente, Los Nonos Juniors, fue invitados para participar del Segundo Torneo Sudamericano, que se realizará entre el 24 y el 28 de mayo en Brasil.

Los abuelos sanvicentinos, que integran la Liga de Vóley Adaptado de la Tercera Edad (LIVATE) y que este año participaron en Mar del Plata de los Juegos Bonaerenses, ahora se preparan no sólo para seguir disputando en los torneos de la región, sino que en febrero reforzarán su desempeño deportivo con un entrenamiento específico para viajar en las mejores condiciones a Casa Branca, un municipio de la ciudad de San Pablo.

La práctica la realizan con su entrenador, Diego Ruiz, y el maratonista Jorge Mourelle, como así también reciben el apoyo del director de Deportes municipal, Mariano Pizzi. El primer Torneo Sudamericano se realizó en 2015 en Chajarí, Entre Ríos, y estuvo a cargo de la Asociación Argentina de Newcom. Allí, Los Nonos Juniors no participaron, pero a nivel local continuaron mostrando el gran trabajo que realizan desde hace varios años.

Al respecto, Diego Ruiz manifestó su pasión por lo que hace junto al equipo y explicó por qué los brasileños los habrían convocado: “Esto no es casualidad, es la suma de un montón de causalidades”, expresó, y agregó que “Estamos trabajando, y esta invitación es gracias al trabajo continuo que hemos hecho durante todo este tiempo”.

En cuanto al crecimiento que obtuvo su conjunto en los últimos tiempos, agradeció también a la prensa, en especial al equipo ActivaSport: “Uno puede laburar, laburar, laburar, ser muy bueno, pero si no mostrás tu laburo es lo mismo que nada. Y la prensa es parte fundamental de todo esto, yo voy a estar siempre agradecido con ustedes”, dijo.

Y en ese sentido, destacó que “obviamente, cuando vas subiendo la escalera larga del torneo y cuando vas llegando a instancias definitorias, la pasión es más grande, las cosas se vuelven cada vez más grosas, es un sentimiento muy bonito”.

Además, fue contundente en la confianza que tiene hacia sus queridos nonos para próximos desafíos deportivos: “Yo el año que viene quiero ir por una medalla. Este año realmente no fui por una medalla y es por eso que volví un poco empachado, lleno y contento, pero con la mente muy abierta, sabiendo que ya estamos dentro de los cuatro mejores de la provincia, que no es poco, que es un montón para el trabajo que venimos haciendo nosotros. Hemos dado un salto abismal, y eso me hizo dar cuenta de que estamos para más. Y estar para más es mañana colgarnos una medalla”.

“A  veces, un pequeño paso parece nada, pero en el futuro se ve que esos pequeños pasos son grandes triunfos que no tienen que ver con los resultados, sino con la vida misma”, concluyó el entrenador.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA