SV | El sueño de comenzar con una escuela para pádel adaptado en San Vicente

El proyecto consiste en crear un equipo de deportistas especiales que representen al país en la disciplina. También buscarán poner en marcha dos escuelas en San Vicente y Cañuelas.

0
183

San Vicente .: La posibilidad de formar deportistas en pádel adaptado estaba en la cabeza de Gastón Suazo desde hace muchos años. Las relaciones, los interesados y los costos eran algunos de los desafíos a superar por el sanvicentino. Este fin de semana, dio los primeros pasos para concretar ese proyecto con una práctica que incluyo a participantes de toda la región.

El pasado enero, Suazo – quien está a cargo del Club Aonikenk en San Vicente- organizó una exhibición con los número uno del pádel mundial, a la cual invitó a los chicos que practican tenis adaptado. Ese evento fue el primer acercamiento al pádel profesional para los deportistas y un puntapié para comenzar a enseñar pádel adaptado para personas con discapacidad motriz.

En conversación con Diego Moliner y María José Gómez, Suazo comenzó a dar vida al proyecto que hará crecer el deporte especial en el distrito. Los primeros interesados fueron los tenistas especiales que entrenan en Cañuelas.

De ese modo, celebraron el pasado fin de semana la primera práctica recreativa de pádel adaptado en las canchas del Club Aonikenk. Suazo detalló a Al Sur que los deportistas fueron formados en el juego y en la técnica, tanto para principiantes como aquellos que tenían algún tipo de experiencia.

Moliner, Pedro Ramos, Gustavo Ibáñez, José Luis Casticini, Alfonso Wolley y Juan Aranda fueron quienes asistieron a la práctica, bajo las indicaciones de Suazo y Yonatan Cenas de Cañuelas. “Estaba buscando esta posibilidad hace un montón de tiempo y esta práctica fue el inicio. Será algo nuevo tanto para estos jugadores como para nosotros”, explicó Suazo.

La idea es generar un equipo que represente a Argentina en ese deporte, ya que “no existe algo semejante profesionalmente”. “La dificultad clave es poder conseguir las sillas de ruedas para el Club, ya que son muy costosas y complejas en adquirir”, afirmó.

En caso de incorporar las sillas, Suazo armará una escuela de pádel adaptado en San Vicente para los chicos y chicas que no tengan movilidad. La convocatoria formal aún no está abierta porque buscarán adquirir al menos dos sillas para que “quienes deseen venir a jugar, puedan hacerlo sin costo alguno”.

“La expectativas son muy buenas. Vamos a sumar nuevas plazas para San Vicente y Cañuelas. Además se vienen entrenamientos para formar el equipo lo más fuerte posible para competencias nacionales e internacionales”, adelantó el entrenador sanvicentino.

DEJA UNA RESPUESTA