Carlos Anauati: “Desde el ‘98 hasta la fecha no paré de trabajar con el folclore”.

El cantante sanvicentino Carlos Anauati compartió con Al Sur los aspectos más sobresalientes de su trayectoria, sus futuros proyectos y experiencias con la música folclórica.

0
1407
Carlos "Caminante" Anauati, casi 20 años con el folclore.

Era abril de 1998. Un grupo de jóvenes se reunió para ensayar algunas canciones en la casa de uno de ellos. Un bajista, un tecladista, un percusionista y un cantante formaron el conjunto folclórico que, días más tarde, se presentó por primera vez en la sociedad de fomento General San Martín de San Vicente.

“Nos sabíamos dos temas y no daba para más”, rememora entre risas. El conjunto “Los Caminantes de San Vicente” fue el primer paso de la carrera musical del cantante sanvicentino Carlos Anauati, que lleva ya 18 años en el folclore.

“Desde el ‘98 hasta la fecha no paré de trabajar con el folclore, que es lo que amo”, relata el músico, y agrega: “’Los Caminantes’ era una locura mía. Convivimos tres años más o menos, y bueno, se fue cayendo”.

En 2007, Anauati se lanzó como solista, momento en el que -cuenta- “empezaron a aparecer cosas maravillosas”, con un montón de actuaciones que continúa haciendo hasta el día de hoy.

Años más tarde presentó “Pena Vieja”, su último proyecto discográfico. El nombre remite a una chacarera que él compuso, más otras cuatro canciones propias y diez interpretaciones.

“Esa chacarera salió porque tengo familia en Santiago del Estero y en Jujuy, y sé de la pena, el sufrimiento y la hambruna de Santiago, que viene desde hace muchos años”, explica el artista. “Es el único tema que no está musicalizado con saxofón ni violín ni nada; está solamente con mi guitarra y una percusión, porque quería que salga sencilla para que se entienda el mensaje”.

Este disco fue el que le permitió hacerse más conocido en el ámbito. Por ejemplo, Radio Nacional le abrió sus puertas y pudo hacer algo de televisión. Confió: “Tengo una alegría muy grande por mi disco y me encanta escucharlo, es un disco que no me aburre”.

Se presentó en diferentes espectáculos por todo el país. Hace poco compartió escenario con colegas reconocidos como Los Carabajal y los Tucu Tucu. Además, el programa “Viví lo nuestro” -enfocado en la música tradicional- grabó una de sus presentaciones para la televisión. También tocó en el auditorio de Radio Nacional, en la Cena de los Folcloristas y en las nueve lunas del Festival Nacional de Cosquín, que tiene lugar todos los años en esa ciudad cordobesa.

“Es algo que me gusta (…) Me gusta estar en compañía, me genera cosas y me marca cosas”, reflexiona.

¿Cómo es el proceso de comenzar a escribir una canción?

Yo no sé si hay proceso. A veces vienen las cosas. Cuando uno compone es como que se traslada: uno imagina paisajes, gente, cosas. Si no viene esa inspiración, es imposible escribir algo. No sé por qué me pasa, pero cuando yo me pongo a componer, lo hago de forma inmediata. Yo tengo el instrumento y tocó el tema ahí, en cinco minutos salió. No sé qué es eso. Pero me parece que es maravilloso.

¿Te encontrás componiendo, interpretando nuevas canciones?

Sí, siempre. Yo soy muy inquieto con la música. Estoy todo el tiempo generando cosas. Hay un proyecto de disco, donde los temas están medianamente elegidos. Estoy esperando a ver si se acomoda un poco la situación económica del país para ver qué puede salir.

¿Qué es lo que te atrae de la música folclórica?

Encuentro mucha poesía y energía. La poesía está en las historias que cuenta el folclore a través de la mirada del hombre de campo. Está la nostalgia, la forma en que se criaron, está pleno de poesía. Y la vibración que te produce el ritmo de una chacarera. La energía. Todo eso lo incorporo y todo eso me da el folclore: me da poesía, me da energía, me da vivencias, me traslada a paisajes, me mueve. Otra música no me produce eso. El folclore tradicional es el que me gusta. Para mí, ahí está la esencia del folclore.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA