Franco Sberna: “La música es mi vida”

Por Melanie Berardi

0
803

La música colmó la vida de Franco Sberna desde sus primeros años. El cantante relata que sus padres se conocieron estudiando guitarra y que su abuelo tenía un acordeón con el que lo deleitaba con melodías cada vez que Franco lo visitaba.

A los 7 años comenzó a estudiar piano en el Instituto Alberto Buscaglia de San Vicente, y luego de más de diez años perfeccionándose, decidió seguir el profesorado de música en el CONSUDEC, en la Ciudad de Buenos Aires. Además, hizo teatro con la actriz y profesora Patricia Palmer.

“Mi profesión musical es compartida entre el aula y las ‘tablas’”, destacó Sberna, y contó: “En el profesorado me di cuenta que me gustaba enseñar, me gustaba brindar a los demás la posibilidad de conocer algo tan maravilloso como es hacer música”.

En 1997 comenzó la grabación de su primer disco, “Mírame”, en el estudio de Roberto Rial y con la producción de Cacho Castaña. Un año más tarde recorrería sus primeros escenarios de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires.

A partir de entonces pudo llenar las salas del Teatro Español en Lomas de Zamora, el Teatro del Globo en Capital Federal, presentarse cuatro veces en el escenario del Teatro Viejo Mercado, entre otros ciclos especiales de música en pubs, clubs y fiestas populares de la provincia bonaerense, en el interior del país y en la Costa Atlántica. “Cada escenario es un mundo, y por lo tanto, una nueva experiencia, y como todas, única”, afirma.

Sberna cuenta con cuatro trabajos en su discografía. Tres de ellos tienen temas propios y realizados de manera totalmente autogestiva: “Mírame”, “Loco poco a poco”, “Historias francas” y “Versiones francas” pueden ser disfrutadas por el público de manera online en la página web www.francosberna.com.ar.

“’Versiones francas’ es el único disco que no posee temas de mi autoría, sino que es un homenaje a aquellos cantautores que han influenciado mi carrera”, explica el cantante, y agrega: “En esta primera entrega le tocó el turno a Sandro, Horacio Guaraní, Marc Anthony, Fito Paez, Roberto Carlos, Cacho Castaña, Caetano Veloso, Rubén Goldin, entre otros”.

“Por lo general, no sigo una temática. Cada obra es un mundo aparte”, asegura, y destaca que, en su mayoría, busca contar historias. “Dejo que fluya”, dice.

Además, el artista sanvicentino adelanta que se encuentra trabajando en un nuevo proyecto discográfico con temas de otros autores y en la planificación de más actuaciones.

Me gusta compartir el espectáculo con otras disciplinas. Tengo dos espectáculos armados con música y stand up, con dos genios que te hacen matar de risa, y ahora (estoy) terminando de poner un proyecto con música, humor y magia”, describió el artista. “Para el disco falta un poco más. El espectáculo estimamos tenerlo para julio o agosto de este año”, adelantó.

¿Te definís en algún género musical o lo tuyo es incursionar?

En realidad, me gusta toda la música. Todos los géneros tienen lo suyo, su encanto. Me defino dentro del pop latino, la balada.

¿Qué músicos te han influenciado?

Desde pequeño escuché mucha música en mi casa, lo que escuchaban mis padres. De todo: desde Sandro hasta Mozart (risas). Me crié entre una mamá que tocaba la guitarra y un abuelo que le sacaba palabras a su acordeón. Tangos, pasodobles, milongas, melodías que aún suenan en mi cabeza. Pero al momento de componer y poner todo en la mesa para el armado de las maquetas de mis discos, priman las baladas y las canciones de corte pop latino, mezclando ritmos latinoamericanos, algo del candombe rioplatense y la salsa.

¿Qué encontrás en la música que te hace involucrarte cada vez más con ella?

La música nació conmigo, es una sonrisa, es compañía, es alegría y melancolía, une, celebra, calma. Estuvo siempre en mis momentos más tristes haciéndolos más llevaderos, nunca me abandonó. La veo en la carita de mis hijos, en cada alumno, en cada persona del público. Siempre está, aunque no la busque. La música es mi vida.

baner_margarinap

DEJA UNA RESPUESTA