Santo en Bomba: “Estamos haciendo algo que se perdió en la escena de la música”

Por Melanie Berardi

0
1405

San Vicente .: “Cada bomba que arrasa con las vidas, los lugares y sus utopías, siempre estará avalada por alguna de las religiones”. Así comienza la crítica que le dio nombre a Santo en Bomba, y la definió como una banda que denuncia las injusticias sociales e invita a reflexionar sobre las problemáticas de la comunidad latinoamericana a través de un variado abanico musical.

“A mí lo que siempre me sorprendió de Santo en Bomba, es la mezcla de sonidos que tiene. Podemos tocar desde una cumbia hasta un hardcore, pasamos por el punk, una guajira con un aire más folclórico, pero sin perder la esencia de que es la banda”, detalla el trompetista y voz, Eliseo “Moro” Romero.

De esta manera, Santo en Bomba expresa el rol de lo humano, tanto en su formación como en sus canciones, y representa la tarea de ser un proyecto autogestivo donde hay que empujar para adelante.

“El grupo humano siempre nos interesó más que el grupo artístico. Somos siete personas que escuchan cosas totalmente distintas y cada vez que alguno viene a ensayar,  le pone su cuota a una canción o a un acorde. Hay un cuota musical, otra cuota del mensaje y otra de lo humano”, sumó Leonardo Pinto.

Los primeros temas y sonidos de Santo en Bomba tomaron forma en el trombón y la voz del músico peronense Leonardo Pinto, quien conformó la primera formación del grupo en 2012, junto a otros cuatro jóvenes de Guernica, preocupados por expresar lo que ocurría día tras día en el barrio.

A partir del 2014, comenzaron a sumarse nuevos talentos como Romero y Paulo Coria en el bajo. Un año más tarde, se incorporaron Marcos Dewey (percusión), Gastón Vigíl (batería), Damián Miranda (teclado) y Nicolás Berhoague (guitarra) para dar cuenta a la actual formación, que ensaya semana tras semana en San Vicente.

En la actualidad, el conjunto despide su primer material discográfico, grabado a fines de 2015, que le dio la posibilidad de presentarse en diversos escenarios de la provincia y de la Capital Federal.

Este proyecto reúne temas que invitan a mantener intacta la memoria de los pueblos a través del recuerdo a compañeros que dejaron la vida por intentar un cambio social. De esta manera, el disco plasma temas de fuerte impronta contestataria, como “Ningún pibe nace chorro”, “Tierra quemada”, “El kabrón de la korneta”, entre otros.

En este sentido, Pinto manifestó que la idea es “plantar una semilla en cada persona que escuche. Pensamos que la música es una herramienta social muy fuerte y eso es lo que pretendemos hacer. En cada canción, tratamos siempre de dejar un mensaje”, confió el cantante.

“Somos de un país que durante muchos años fue bastante castigado y han pasado un montón de compañeros valiosos que han dejado la vida por una misión. Pasa el tiempo y la gente ya no los tiene en cuenta. Con la música tratamos de mantenerlos vivos como ejemplos. Tenemos una fuerte conciencia de la realidad y de lo que pasa, pero en una visión no tan argentina, sino más latinoamericana”, agregó Romero.

2017 transcurre entre shows autogestionados junto a conjuntos amigos como Karamelo Santo y Las Manos de Filippi, además de las presentaciones por causas sociales como el “Polo científico” por la lucha del ajuste en el presupuesto en el Conicet, el aniversario del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán; y la producción de su segundo material, que abrirá aún más el abanico musical, a través de incursiones en el funky, skaa, hip hop y algún que otro aire folclórico. “En esas fechas nos fuimos a dormir tranquilos, porque sabemos que estuvimos donde teníamos que estar”, señaló Coria.

“Al ir tocando tanto, nos dimos cuenta que la banda dejó de ser nuestra, es de todos aquellos que la escuchan. Entonces para nosotros ir a tocar a las organizaciones o festivales por causas sociales nos dan dando un espectro diferente y nos trasladaron a diferentes lugares”, añadió Romano mientras que Pinto señaló que están convencidos que el escenario under es su lugar. “Vamos a tocar a donde nos invitan y con eso estamos hechos”. El próximo miércoles 16 de agosto, se presentarán en el Rodney Bar del barrio porteño de la Chacarita, donde compartirán el escenario junto Mentes Desprolijas y Pie de Piedra.

“Creo que estamos haciendo algo que se perdió en la escena de la música. Desde mi perspectiva, hoy el rock y la música nacional están orientados para otro lado. Me gusta el rock que estamos haciendo”, estimó el guitarrista.

baner_margarinap

DEJA UNA RESPUESTA