SV | El día que Ezeiza reclamó seguridad en San Vicente

Cerca de 400 vecinos de Ezeiza marcharon por calles sanvicentinas pidiendo justicia por el asesinato de Kevin Cristaldo Ramos, baleado el 11 de diciembre pasado en ocasión de robo.

2
2042
Los manifestantes marcharon por las calles sanvicentinas y reclamaron justicia en la comisaría y la casa del intendente Gómez.

San Vicente .: Una multitudinaria marcha recorrió las calles de San Vicente exigiendo justicia por el asesinato de Kevin Cristaldo Ramos, un joven de 25 años del partido de Ezeiza que el 11 de diciembre pasado fue asesinado en el distrito sanvicentino por delincuentes que intentaron robarle la moto. Los vecinos se concentraron frente a la Comisaría Primera y luego en la puerta de la casa del intendente Mauricio Gómez.

La movilización contó con la participación de unas 400 personas y se produjo el sábado pasado por la tarde, cuando la columna partió desde la plaza Mariano Moreno y se dirigió hacia la Comisaría Primera. Allí, al grito de “justicia”, los familiares y amigos de Kevin pidieron dialogar con el titular de la sede policial, Daniel Bogado, quien los recibió.

Minutos más tarde, cuando los ánimos estaban caldeados por la presencia dentro de la comisaría de fuerzas policiales de choque, se hizo presente en el lugar el secretario de Gobierno municipal, Alejandro Magnetti, para conversar a puertas cerradas con los familiares directos de Kevin.

Tras la reunión, el padre del joven asesinado, Marcelo Cristaldo, se mostró insatisfecho por las respuestas del funcionario municipal ante el reclamo de cámaras de seguridad en puntos estratégicos del distrito, por lo que decidieron marchar hasta la casa del jefe comunal sanvicentino para intentar dialogar con él, objetivo que no se cumplió.

En ese lugar continuaron protestando en forma pacífica, salvo un grupo más exaltado que pintó grafitis en el garaje de la casa de Gómez, un hecho repudiable, ya que hasta ese momento la movilización se había llevado a cabo con total normalidad.

Sin que los hechos pasaran a mayores, los manifestantes partieron del lugar rumbo a Ezeiza. En tanto, Cristaldo adelantó a este medio que regresarán al distrito de San Vicente “las veces que sean necesarias, hasta que atrapen a los asesinos” de su hijo.

El hecho

kevin_cristaldo_ramosKevin tenía 25 años y fue herido de muerte cuando dos delincuentes le robaron su moto en San Vicente.

Kevin Cristaldo Ramos tenía 25 años, vivía en Ezeiza y el 11 de diciembre último por la tarde llegaba en moto a San Vicente para encontrarse con sus amigos en la Laguna. Sin embargo, en la rotonda de la Ruta 58 y Juan Pablo II, dos individuos que también iban a bordo de una moto lo interceptaron, le robaron el vehículo y le dispararon en el hígado. Falleció 17 días después.

Genaro, hermano de la víctima, le contó a este medio que aquel domingo, Kevin partió de su casa a las 15.50 en su Honda Tornado hacia la Laguna de San Vicente para pasar el día con amigos, pero media hora después llamó a su mamá y le avisó que lo habían asaltado y herido. “No le dieron ninguna opción de rendirse y lo dejaron ahí, tirado en la rotonda”, recordó.

Justo pasó por el lugar un médico cirujano que lo llevó hasta el hospital Ramón Carrillo, de San Vicente, donde lo operaron y le quitaron la bala, que había impactado en el hígado. En el post operatorio el muchacho se encontraba estable, pero por la noche se descompensó y debieron entubarlo, ya inconsciente.

Al tercer día lo derivaron a la clínica IMA, de Adrogué, donde le hicieron una tomografía y le diagnosticaron hipoxia cerebral, una patología provocada por falta de oxigenación.

Después de haber estado todos los días siguientes en coma inducido, el 28 de diciembre a la una del mediodía Kevin finalmente falleció. Era trabajador bancario y el 7 de enero último hubiera cumplido 26 años.

baner_vicenter

2 Comentarios

    • Hola Rosana. Yo escribí la nota. No, nunca llegó a la laguna. Fijate que en el primer párrafo del subtítulo “El hecho” dice “Sin embargo…”. Es decir, él se dirigía PERO en la ruta lo interceptaron y no pudo llegar (porque le robaron, le dispararon y lo dejaron tirado ahí). De todos modos, en el semanario no consideramos que ese dato sea de relevancia.

DEJA UNA RESPUESTA