El odio pudo más: otra vez le robaron a Empalme San Vicente FC

Por Daniel Rosales | Es el quinto robo que recibe este club barrial. Se llevaron pecheras, pelotas y otros elementos de entrenamiento.

0
583

Alejandro Korn .: Cuando se roba en una escuela, en un club de barrio, en un comedor comunitario o en cualquier institución que, con creces, trabaja por el bien común, queda expuesta la sociedad enferma en la que vivimos, ya que a estos delincuentes no les importa si le están robando a un chico que quiere estudiar,  a uno que quiere practicar deporte o a otro que va a recibir una copa de leche porque en su casa no se la pueden dar.

En la madrugada del lunes pasado, manos anónimas perpetraron un robo que duele. Dejaron sin utilería a un club humilde, a una institución que desde 2006 trabaja por el deporte en el distrito de San Vicente. Una vez más le robaron a Empalme San Vicente.

Los delincuentes rompieron las puertas de los vestuarios y se llevaron lo que encontraron: quince pelotas de entrenamiento, varios juegos de pecheras que se habían comprado hace poco con una rifa, conos y otros elementos que se utilizan diariamente para las prácticas. Además, dieron vuelta el kiosco de chapa que servía de buffet y se llevaron los pocos elementos de valor que había allí.

Nadie escuchó ni vio nada, ni siquiera la guardia nocturna del Polideportivo Padre Mugica, lugar donde está enclavada “La Madriguera”, la cancha del club alejandrino. Pasó como siempre, pasó como las cuatro veces anteriores en las que robaron. Me atrevo a decir que, como siempre, no se va a encontrar a los culpables de tanto odio.

En algún momento formé parte de esta entidad que siempre llevaré en mi corazón. Sé del esfuerzo que se hace día a día para mantenerla a flote. Sé del empeño que le ponen los dirigentes y los entrenadores. Acá no hay sueldos, solamente hay amor al deporte y al prójimo. Por eso duele tanto ver que pasan los años y la desidia sigue rodeando al Polideportivo Mugica, donde los que tienen que cuidar el predio duermen en vez de cumplir con sus tareas.

Seguramente el club se levantará nuevamente, como lo ha hecho en las cuatro oportunidades anteriores. Se harán rifas o algún bingo para juntar fondos, o aparecerá la mano amiga de algún comerciante para ponerle el hombro a esta situación que es un verdadero golpe al mentón del deporte sanvicentino.

baner_oktoberfest

DEJA UNA RESPUESTA