SV | Usurparon terrenos y agredieron al dueño en camino a Las Once Bocas.

0
5179
Marcelo Venturucci es dueño de los terrenos y fue agredido por los usurpadores.

San Vicente .: Ayer por la tarde, unas veinte personas usurparon un campo privado ubicado en cercanías del camino a Las Once Bocas, en San Vicente. En un intento por detenerlos, uno de los propietarios fue herido y amenazado con un arma blanca mientras que otro vecino fue golpeado por varias personas.

Alrededor de las 11 de la mañana de ayer, varios hombres y mujeres dividieron en secciones las cuatro manzanas ubicadas entre las calles Colombres, Arenales, Héroes de Malvinas y Soldado de Malvinas. Luego de cortar los alambres y sacar los postes, procedieron a instalar casillas y de esta manera, intentaron apropiarse ilegalmente de los terrenos.

Uno de los propietarios, Marcelo Venturucci, contó a Al Sur que fue avisado por la Comisión de Vecinos Once Bocas que su campo había sido usurpado y se acercó lo antes posible al lugar con la documentación que lo acredita como dueño.

En un intento de desalojar a las personas de manera pacífica, los vecinos presentes dialogaron con los usurpadores, quiénes les habrían dicho que en el Municipio les habían manifestado que esas manzanas eran terrenos fiscales.

Minutos más tarde, una de las personas amenazó con un arma blanca a Venturucci para que se fuera del lugar y comenzaron a forcejear, por lo que el vecino fue inmovilizado por los usurpadores y herido con un golpe en la frente con un objeto contundente.

Otro de los vecinos intentó detenerlos y fue golpeado por varias personas, pero solo recibió algunos golpes, según informó Venturucci.

A partir de estos incidentes, la Policía Rural, junto al Grupo de Apoyo Departamental (GAD), detuvieron a uno de los ocupantes y desalojaron al resto, quienes arrojaron piedras y palos mientras se retiraban.

Venturucci apuntó que los vecinos presentes identificaron a los ocupantes como vecinos de otros barrios de San Vicente y Domselaar. “Algunos nos resultaban caras conocidas. Yo creo que son hijos de algunos vecinos, porque son pibes entre 20 y 25 años” describió el propietario y añadió: “Esto fue medio feo, porque era vecino contra vecino”.

“Esto estuvo muy bien organizado. Estaban dividiendo los terrenos con hilos, de tal que forma que parecía que alguien les mostró cómo hacerlo –continúo el vecino agredido- , porque cada uno tenía su parcela identificada. Parece que tenían mucha información”.

“Es lógico que eso tenía un trasfondo de alguien que estaba organizando desde atrás, que obvio no estaba en el lugar”, convalidó.

Esta toma no es un incidente aislado en este barrio. Los vecinos estaban alertados, por episodios similares que tuvieron lugar seis meses atrás en unos terrenos del lugar. En esa oportunidad, los vecinos lograron desalojar a los ocupantes de manera pacífica por medio del diálogo.

“Estamos muy dolidos porque no podemos creer el nivel de agresión con el que hemos sido tratados. Cuando hay violencia a un grado tan alto, ya te da hasta miedo estar”, indicó Venturucci.

“La vez anterior se dio de la misma manera, pero ahora fue más organizada. Vimos más cantidad de gente y muchos chicos jóvenes”, y confió que alguien está “usando” a estos jóvenes para que tomen los terrenos del barrio ya que, en ambas situaciones, Venturucci denunció que los usurpadores aseguraron que en el Municipio les habían informado que se trataban de terrenos fiscales.

Los vecinos dieron a conocer esta situación a la actual gestión municipal, pero no obtuvieron una respuesta satisfactoria a las diversas necesidades de obras y seguridad que padece el barrio. A causa de esto, los vecinos se agruparon en una comisión que realiza trabajos de entoscado para mantener en buen estado de las calles e instalan iluminarias por iniciativa propia.

“Esto no es cuestión de poderes políticos” consideró Venturucci y expresó que esta situación de desamparo en el barrio se sucedió con los diversos gobiernos municipales. Y añadió: “Estoy pagando un impuesto municipal donde dice que es un barrio residencial, pero esto es una zona rural. Sin embargo nos cobran las tasas como si tuviéramos luminarias, recolección de basura y calles en buenas condiciones, pero no es así”.

unnamed

DEJA UNA RESPUESTA