SV | Bustamante defendió su proyecto: “es superador y no de presión”.

0
705
Graciela Bustamante, concejal de Cambiemos.

San Vicente .: La concejal de Cambiemos de San Vicente Graciela Bustamante hizo su descargo sobre los cruces de palabras de la semana pasada en el Concejo Deliberante, cuando se iba a tratar un proyecto de comunicación de su autoría para que el Ejecutivo municipal dé a conocer el listado de las asociaciones civiles sin fines de lucro que existen en el distrito. La edil consideró a su propuesta un “proyecto sensible que molestó a la oposición”, y sostuvo que “la idea es superadora, no de presión”.

La iniciativa legislativa de Bustamante (5497) solicitaba al Municipio que informe la nómina de socios de las entidades públicas y les solicite la documentación correspondiente para dar cuenta de su “estado legal y condiciones funcionamiento”. Excepto los ediles Roberto Armirotti y Graciela Biscaldi, el resto se opuso al proyecto. Desde el Frente para la Victoria, el Frente Renovador y el Frente Progresista, Cívico y Social criticaron que no se le debería exigir este tipo de información a instituciones donde trabajan personas de manera voluntaria.

Al respecto, Bustamante explicó a través de las redes sociales que, a mediados de marzo último, concejales de su espacio, representantes de la Subsecretaría de Educación y de la Secretaría de Relaciones Institucionales municipal participaron -invitados por el Ejecutivo local- a una reunión que a su vez convocó la Dirección Nacional de Relaciones con la Comunidad, área dependiente de Asuntos Políticos Institucionales del Ministerio del Interior, con el objetivo de “fomentar la articulación de las relaciones entre el Estado y la sociedad civil”.

“En la misma (reunión) se abordaron temáticas cuyas acciones estarían dirigidas al fortalecimiento de las organizaciones no gubernamentales y la ciudadanía a través de actividades de promoción, asistencia técnica, investigación y capacitación. Se nos preguntó cuántas asociaciones civiles había en el distrito, dato que me pareció interesante para iniciar este abordaje intersectorial de cara a la comunidad”, se explayó la edil oficialista.

Asimismo, aclaró: “En principio, que pudiéramos conocer los espacios que el Municipio tiene cedidos a las asociaciones civiles, como también saber las que poseen Personería Jurídica, con el fin y único objetivo de que el Estado pueda colaborar con capacitaciones técnicas, con aportes económicos, con subsidios y otros que requieran dichas organizaciones. El espíritu del proyecto se sustentó en generar más participación genuina con un ordenamiento institucional que tiene como únicos destinatarios a los vecinos que se organizan según sus identidades barriales, constituyéndose así el verdadero contrato social”.

Luego, continuó: “En ese sentido, expresé en la sesión que los concejales deberíamos ser el nexo, el eslabón que una, que ayude, que forme en sentido educativo en los barrios, que hagamos pedagogía de la política… Todos se opusieron, porque creyeron que detrás de esto había un control, y no es así, todo lo contrario… Es dejar de hacer demagogia para dar paso a que los ciudadanos se constituyan y puedan elegir libremente: sus deseos, sus propuestas, sus necesidades, sus gustos, sus talleres, sus deportes, sus actividades, sus construcciones. La idea es superadora, no de presión”.

Parte de este proyecto se conversó en labor parlamentaria y otro tanto en el recinto, donde finalmente se lo envió a archivo.

Además, en diálogo con Al Sur, Bustamante desmintió que en el recinto ella haya mencionado a la Sociedad de Fomento “Manuel Belgrano”, del barrio Villa Solferino, como “una unidad básica de La Cámpora”.

También, adelantó que conversará con el concejal Carlos Laguzzi sobre este tema para aclarar la situación, debido a que la semana pasada, en otra nota que publicó este medio, el concejal socialista sostuvo que “las entidades de bien público hay que cuidarlas, porque en las entidades de bien público trabaja gente voluntaria, que da su tiempo, que da su esfuerzo y muchas veces su plata”.

En la misma línea, Laguzzi no descartaba que en el proyecto de Bustamante haya una intención política. “Podría ser un manejo político o una persecución a alguna institución”, deslizó el edil.

Por su parte, Bustamante indicó que “el proyecto estaba abierto a toda modificación que se considerare necesaria, pero no lo aceptaron. Lo mandaron a archivo”, y se preguntó: “¿Por qué tanta molestia por parte de los concejales??? Acaso, no es mejor ayudar a que se instituyan como entidades propias y de pertenencia??? ¿A que puedan desarrollarse genuinamente?? ¿Por qué tanta susceptibilidad? ¿Los vecinos, no deberían defenderse como en ‘Luna de Avellaneda’”?

baner_olimpiadas

DEJA UNA RESPUESTA