San Vicente | Tras la reunión que el intendente electo Nicolás Mantegazza mantuvo con vecinos de la zona rural el mes pasado, la Sociedad de Fomento Unión Vecinal Once Bocas (UVOB) elaboró una serie de proyectos para su presentación en el seno del Concejo Deliberante de San Vicente. Tal es el caso del proyecto para que el queso de campo obtenga la Denominación de Origen Protegido “Queso San Vicente”.

Otros de los proyectos tienen que ver con un programa de promoción del turismo rural. “El de turismo rural es una estrategia para el desarrollo de los territorios, porque dinamiza las economías regionales. Allí donde hay actividad turística, hay también trabajo local”, sintetizó Jorge Zatloukal, presidente de la UVOB.

En diálogo con Al Sur Web, el fomentista destacó que las regiones que han mantenido históricamente un paisaje de calidad, en términos históricos, naturales y culturales, provee la base del desarrollo futuro de las áreas rurales. “Hay lugares que han avanzado exitosamente en este camino como los casos de San Antonio de Areco, Tigre y Cañuelas, que incluso reciben turismo internacional, hoy potenciado por el tipo de cambio vigente”, subrayó.

Los puntos

El proyecto de la UVOB contempla crear el Programa Municipal de Turismo Rural, que apunta entre otros ítems a fortalecer el desarrollo de emprendimientos turísticos rurales; promover el turismo rural, como una actividad complementaria en la diversidad tradicional y como herramienta de valoración del patrimonio y arraigo del territorio de las familias de los productores rurales; y establecer y difundir un circuito rural y de visitas guiadas a tambos, fábricas de queso y embutidos, estancias y establecimientos apícolas y de piscicultura entre otros.

Humedales | Vecinos en pie de guerra por “inoperancia” del Municipio.

“San Vicente posea una amplia zona rural propicia para la implementación del turismo, ya que esta modalidad de ‘escapada’ ha tomado auge, contribuyendo a diversificar la oferta turística”, afirmó Zatloukal, quien también destacó que “esta zona tiene muchas ventajas, como la proximidad con la Ciudad de Buenos Aires y buenos accesos por autopistas, que próximamente se verán potenciados una vez que se inaugure la autopista del Buen Ayre, que fortalecerá el área de las rutas 6 y 16”.

Alojamiento

En la zona creció la modalidad de alquilar casas quintas o alguna casa auxiliar que fue rehabilitada en algún campo. Este tipo de turismo tiene también la función de rehabilitar las áreas agrícolas deprimidas económicamente y las crisis recurrentes del sector, que ocasiona la migración desde las zonas rurales hacia las urbanas como pasa en San Vicente.

“Muchos productores comparten sus productos y abren las puertas de sus hogares para recibir a quienes buscan un turismo diferente. El desafío es apoyar desde el municipio y organizar al sector”, afirmó el ruralista, quien además sumó que “existen emprendimientos premium, de nivel internacional como Estancia La Quemada y restaurantes tradicionales de alto nivel como la Pulpería, los cuales han sobrevivido a esta crisis, lo que confirma la viabilidad de la actividad”.