Domselaar | En la jornada de ayer comenzó a solucionarse uno de los problemas que tenían los domselaarenses: tener que viajar a Brandsen o San Vicente para poder sacar efectivo de un cajero automático. Como se había anunciado semanas atrás por parte del Municipio, el Banco de la Provincia de Buenos Aires (BAPRO) comenzó a instalar dos cajeros automáticos sobre la calle 9 de Julio.

Esta iniciativa había sido del bloque de concejales de Unidad Ciudadana, que el 11 de junio pasado había presentado un proyecto para la instalación de los cajeros en la localidad, que fue votado favorablemente por el Cuerpo.

Ayer, el propio intendente Mauricio Gómez, supervisó el emplazamiento del módulo que contendrá a los dos cajeros, que comenzarán a funcionar el 27 de este mes. Los mismos estarán ubicados en 9 de Julio 140, entre la Unidad Sanitaria Santa Clara de Asís y la delegación local de ANSES.

Hace algo más de un mes, los lugareños se vieron beneficiados con el regreso del servicio de trenes tras la construcción por parte de la empresa Trenes Argentinos Infraestructura, de un andén para que pueda parar en el lugar el servicio Alejandro Korn- Chascomús. Ahora existe otro motivo para festejar.

Si bien faltan unos días para que los expendedores de efectivo comiencen a funcionar, ya casi todo está listo. Los cajeros ya fueron instalados y solamente faltarían detalles de la instalación eléctrica y la conexión de Internet y, por supuesto, el depósito de dinero.

Esto será, sin dudas, un gran adelanto para la localidad, ya que sus habitantes no tendrán que viajar a otras localidades para poder hacerse de efectivo, tema que redundará en beneficio de la economía interna de Domselaar.

Esperemos que sea el puntapié inicial para que en un futuro, Domselaar pueda contar con una delegación de BAPRO, como en su momento lo fue la de la ciudad de Guernica, donde los habitantes puedan realizar otros tipos de trámites, además de retirar dinero.