La Plata | Con el agua en la cabeza en vez de con el agua hasta la cabeza. Con esta premisa, el intendente Nicolás Mantegazza parece haber encarado el comienzo de su gestión al frente del Municipio de San Vicente. A las tareas que se vienen realizando en los lugares más críticos del distrito, quiere sumarle obras de infraestructura que perduren en el tiempo. Por eso ayer, fue por ellas.

En una jornada intensa, el alcalde sanvicentino mantuvo encuentros en La Plata con el Secretario de Hidráulica provincial Guillermo Jelinski y con el Ministro de Infraestructura de la provincia de Buenos Aires Agustín Simone, donde avanzaron en lograr acciones concretas para beneficiar a la población sanvicentina.

Se hace imperioso controlar las motos para terminar con los ruidos molestos.

“Fue una jornada verdaderamente productiva porque el tiempo fue bien invertido con gestiones y acciones que serán implementadas en nuestro distrito en el futuro inmediato”, aseguró Mantegazza tras los encuentros, donde también destacó la “predisposición de ambos funcionarios, y en especial, la decisión de nuestro gobernador para que San Vicente vuelva a ser un gran distrito”.

El pedido del jefe comunal a Jelinski giró en torno a obras tendientes a solucionar el problema hídrico del distrito en épocas de abundantes lluvias. Más allá de los trabajos que se están realizando en San Vicente, se necesita un acompañamiento provincial para que realice obras en otros distritos, y el agua fluya sin problemas hacia el Río Samborombón/Río de la Plata.

El Municipio viene realizando una batería de trabajos hídricos en el distrito.

Durante la segunda reunión, Simone manifestó la decisión del Gobernador Axel Kicillof de “profundizar las acciones necesarias para acompañar a San Vicente”. La realidad en la que se recibió la provincia y el distrito no estuvieron ajenas a la reunión, a partir de la declaración del Estado de emergencia declarado en provincia y en San Vicente particularmente, por lo que hubo un total compromiso para trabajar en conjunto con un plan de obras de infraestructura y saneamiento de canales y arroyos, que acompañen las tareas que el municipio desarrolla con el Programa Integral de Mejoras

San Vicente está atravesada por dos cuencas hídricas: la del Matanza-Riachuelo y la del Samborombón. Esta última es, quizás, la más importante con respecto al escurrimiento de las aguas. En épocas de lluvias intensas, el distrito recibe aguas que bajan de Almirante Brown, Esteban Echeverría, Ezeiza y Presidente Perón, y que deberían seguir su curso hasta el Río Samborombón Chico, en Brandsen.