San Vicente | En la mañana de ayer, una caravana de productores rurales sanvicentinos realizó una protesta por las calles de la ciudad de San Vicente, convocados por la Sociedad Rural local (SRSV). El motivo fue pedirle a las autoridades municipales una mayor presencia policial en la vasta zona rural sanvicentina, el arreglo de los caminos vecinales y la oposición al traslado de ocupantes de tomas de otros distritos a San Vicente.

Con la consignas de no bajar de sus vehículos, debido a las medidas de bioseguridad por la pandemia, los productores y vecinos del campo tomaron las calles haciendo escuchar sus bocinas, donde cerca de un centenar de camionetas y autos circularon por las calles céntricas de la ciudad, convergiendo frente al Palacio Municipal.

Los manifestantes le entregaron un petitorio al Secretario de Protección Ciudadana municipal, Gustavo Dorrego.

Si bien las autoridades del área de Seguridad Municipal habían designado una camioneta 4×4 perteneciente a la Patrulla Comunal, para que atienda los ilícitos en la zona rural, la SRSV consideró insuficiente la medida. “Nos prometieron instalar cámaras de seguridad conectadas al Centro Operativo Municipal en los principales accesos al campo, pero nunca cumplieron”, aseguró Agustín Arechavala –secretario de la entidad- en diálogo con Al Sur Web.

En ese sentido, también se quejó por una promesa “incumplida” por el ministro de Seguridad provincial Sergio Berni, quien meses atrás realizó una visita al distrito. “Se comprometió a gestionar en el corto plazo, cambios estructurales en el Comando de Prevención Rural (CPR) de San Vicente, que cuenta con pocos efectivos y un solo móvil para atender ilícitos de once distritos. Nunca cumplió”, sostuvo el dirigente ruralista.

“Desde que comenzó la cuarentena han crecido exponencialmente los hechos delictivos, pero por sobre todo ha crecido la violencia con la que se los lleva adelante”, se quejó Arechavala. En ese sentido manifestó que “es necesario que se nos dé una respuesta efectiva a este problema y no terminemos con vecinos heridos o presos por defender lo que es suyo”, sostuvo Arechavala.

La semana pasada, el administrados de Vialidad de la Provincia de Buenos Aires, Raúl Costantino, visitó el distrito y le cedió en comodato al Municipio sanvicentino dos motoniveladoras para realizar mejoras y mantenimiento de los caminos rurales. Este era otro de los ejes de la protesta de los productores, aunque hay que tener en cuenta también, que existe una ley provincial que prohíbe la circulación de vehículos por caminos de tierra hasta 72 horas después de las lluvias, medida que nunca se cumple, en detrimento de estos accesos.

Otra de las problemáticas instaladas por la Sociedad Rural es la de las tomas ilegales de tierra y el traslado de personas al territorio sanvicentino. “No nos oponemos por un hecho de maldad y egoísmo o por estar en contra de la necesidad de la gente. San Vicente ya ha experimentado años atrás, una explosión demográfica no controlada y esto nos ha hecho ganar un lugar entre los municipios con problemáticas de Conurbano, es decir falta de escuelas, problemas de inseguridad, un desborde de la salud pública y mucha gente viviendo bajo la línea de pobreza”, manifestó el dirigente.

Vialidad provincial cedió al Municipio dos motoniveladoras para mejorar los caminos rurales.

Los ruralistas se han hecho eco de varias noticias difundidas por medios nacionales, que daban cuenta de un posible traslado de ocupantes de la denominada Toma de Guernica al distrito sanvicentino. En ese lugar hay unas 25 familias con domicilio legal en San Vicente y, según estos medios de comunicación, sería intención del Gobierno de Axel Kicillof, que los municipios de origen, le den contención a estas personas.

A partir de esta protesta se ha manifestado un quiebre en la relación de la Sociedad Rural y el Municipio Sanvicentino. La última manifestación pública de la gente del campo se había realizado durante el Gobierno de Daniel Di Sabatino y, si bien desde aquella vez hasta el día de hoy es poco lo que ha cambiado en esa zona, es llamativo que durante el Gobierno de Mauricio Gómez nunca se realizaron protestas.

Clínica Privada San Vicente