CABA .: La Cámara Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dictó el procesamiento y embargo preventivo al actual intendente de Presidente Perón, Alfonso Regueiro por administración fraudulenta, al comprobarse una “sobrecertificación” en la construcción de una planta de tratamiento de residuos cloacales, por trabajos “no realizados y pagos en exceso” a la empresa constructora.

Esta medida, dictada por Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia de la Sala II de ese tribunal, alcanza a la esposa de Reguiero Carina Biroulet, Manuel Tofanelli, Andrés Torres y Miguel Dahbar. También al administrador del Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento (ENOHSA) Luis Jahn y su antecesor Luis Tamburo; y los empresarios Ramón Castro, Gabriel Maler, Sergio Benet y Gastón Della Cía, quienes fueron procesados sin prisión preventiva.

A todos se les realizó un embargo preventivo hasta alcanzar la suma de 30 millones de pesos y se les prohibió salir del país. En la causa también se embargó a la empresa MAKO por la misma suma y se les prohibió cualquier inscripción que implique la venta de bienes o activos.

Estos procesamientos habían sido dictador por el juez federal Sebastián Casanello a pedido del fiscal Franco Picardi, quien calculó que la sobrecertificación de la obra ascendería a un 41 por ciento del monto total y un pago en exceso de casi 29 millones de pesos.

Según el fallo, la Cámara tuvo por probada la administración fraudulenta de los fondos públicos que habría tenido lugar en el marco de la contratación por la ampliación de la planta de tratamientos de efluentes cloacales ubicada en el barrio 25 de Mayo, en la ciudad de Guernica. El convenio entre el Municipio y el ENOHSA fue firmado el 23 de septiembre de 2013, por el cual la Comuna peronense recibió un monto de $ 46.895.589.

Según Casanello, se habían “certificado ítems no ejecutados y efectuado certificaciones en forma diferente a lo establecido en los Pliegos de Bases y Condiciones que regían el contrato de obra, hecho que fue convalidado por el Municipio de Presidente Perón en su carácter de Ente Ejecutor del Proyecto”.

El Municipio presentó certificados de obra consignando un avance mayor al real, como la instalación de equipos cuando ésta no se había realizado.  Según los jueces, “El ENOHSA, como ente financiador tenía facultades para solicitar la certificación del estado de la obra, auditar y monitorear “in situ, requerir los informes y toda otra documentación que justifique la aplicación de los fondos que la entidad transfería. Esas atribuciones no fueron ejercidas por el organismo sino recién en el año 2017 cuando se constataron las irregularidades mencionadas.

El informe también remarca que al día de hoy, la planta no se encuentra finalizada y que se están llevando a cabo distintas medidas con el propósito de terminarla y procurar su puesta en servicio, todo “teniendo en cuenta el riesgo de ruina de las instalaciones”, finalizó el tribunal.

Durante ese período, Regueiro era quien estaba frente al Municipio; Biroulet y Tofanelli ocuparon ese cargo interinamente; mientras que Andrés Torres se desempeñaba como secretario de Gobierno y Miguel Dahbar estaba al frente de la cartera de Obras Públicas.

Este no es el primer hecho de corrupción que envuelve a Regueiro, ya que también es investigado por la Justicia por irregularidades en la pavimentación de la Ruta Provincial 16 (Camino de las Latas), en su tramo entre la Ruta 210 y la avenida Néstor Kirchner.