Guernica | En el marco de la Emergencia Sanitaria decretada por la intendenta Blanca Cantero por la pandemia de coronavirus, el Municipio peronense viene llevando adelante varias acciones como la desinfección masiva en la vía pública y la colaboración con la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA) en la distribución de agua potable.

Personal municipal se encuentra realizando en estos días una desinfección masiva en calles y avenidas donde –habitualmente- se registra mucho tránsito de personas, como las veredas del centro comercial, establecimientos escolares, refugios del transporte público, la estación ferroviaria y cajeros automáticos, entre otros.

Los agentes municipales de la Secretaría de Servicios Públicos realizan este trabajo con un dispositivo que pulveriza agua clorada, una solución que desintegra al virus que provoca la enfermedad.

La desinfección con agua clorada se realizó en zonas de alto tránsito de personas.

Presidente Perón | El Municipio continúa con tareas para evitas posibles inundaciones.

Desde el Municipio aclararon que esta actividad se tiene que llevar a cabo por la tarde-noche o en horas muy tempranas del día, ya que el sol degrada la acción desintegradora del cloro. Por ese motivo, la desinfección tampoco se realiza en calles de tierra, donde la solución acuosa no surte efecto.

Las autoridades municipales hicieron hincapié en el pedido de colaboración de los vecinos que, si bien a esas horas no tendría que estar en la calle, faciliten el accionar de los trabajadores.

Agua en cinco barrios

Por una iniciativa de la empresa AySA y con la colaboración de varios voluntarios, un camión cisterna entregó agua potable a vecinos del los barrios Numancia, San Roque, La Yaya, Los Pinos y El Roble.

Este operativo surgió de una charla entre la jefa comunal peronense y la presidenta de la empresa sanitaria, Malena Galmarini, para paliar las necesidades de muchos vecinos que aún no poseen la red de agua corriente o que –en estos días- no tenían la presión suficiente para obtener el vital elemento.

Si bien el camión cisterna fue aportado por AySA, la propia Blanca Cantero aportó los voluntarios que, además de entregar el agua potable, realizan el operativo para hacer cumplir las medidas de cuarentena y la aglomeración de mucha gente.