San Vicente | La Secretaría de Salud Municipal, a cargo interinamente del doctor Alejandro Belleri, informó que ya se llegó a la cifra de 2.500 personas vacunadas contra la gripe convencional y gripe H1N1 en todo el distrito. Se trata de personas con más de 65 años, uno de los grupos de riesgo.

Durante dos días, el Ejército Argentino vacunó en los barrios El Hospital, Villa Coll, La Nueva Esperanza y El Rosedal.

Economía | ¿Cómo será la operatoria de los bancos a partir del lunes?

En el comunicado se adelantó que, a partir del viernes 17 de abril se comenzará a inocular a otros grupos como embarazadas, niños hasta 2 años y personas con patologías previas como cardiopatías severas, insuficiencia cardíaca, cardiopatía isquémica, diabetes tipo 1, pacientes oncológicos en tratamiento, pacientes inmunosuprimidos, insuficiencia renal crónica, asma, EPOC, enfisema, bronquitis crónica y transplantados, todos con certificado médico y DNI.

Estos nuevos grupos podrá concurrir desde el 17 de abril, de acuerdo a sus localidades de residencia, a la Sala “Pedro Saposnik” (Rivadavia y Ruta 210, Alejandro Korn), al Hospital Ramón Carrillo (Larrea y Santoro, San Vicente) y al Centro de Jubilados “Esfuerzo y Voluntad” (Ameghino 33, Domselaar).

Las más de 2.500 personas ya vacunadas, fueron inmunizadas en distintos operativos llevados adelante por el Municipio, como los realizados en la fila de los bancos durante el cobro de jubilaciones y pensiones; durante la incursión del Ejército Argentino en los barrios Villa Coll, La Nueva Esperanza, El Rosedal y El Hospital; en los puntos habilitados para recibir la dosis; y casa por casa como viene ocurriendo en la localidad de Domselaar.

En algunos lugares, como Domselaar se realizó un operativo casa por casa.

Desde la cartera sanitaria sanvicentina hicieron hincapié en que esta vacuna no cura ni previene el coronavirus, pero evitará resfríos severos y gripes del tipo convencional y la tan temida gripe A. Llegan los primeros fríos y esto propicia estas enfermedades, que bajan las defensas de los pacientes, que se encontrarían mucho más indefensos ante posibles casos de coronavirus.