SV | Denunciaron “inoperancia” del Municipio por el avance del barrio de los humedales

Vecinos aledaños a la Laguna del Ojo y proteccionistas locales encabezan nuevas medidas de reclamo por el “inoperante y lento” accionar municipal. Apuntaron al abogado Hugo Mario Cesa, como “principal responsable” del desarrollo de este emprendimiento privado.

0
1395

San Vicente .: Tras una tensa reunión mantenida con autoridades municipales por el avance de los trabajos en el barrio privado instalado sobre los humedales de la Laguna del Ojo, el colectivo de Vecinos Autoconvocados en Defensa de la Laguna (VADL) denunciaron “complicidad, inoperancia o lentitud” en el accionar municipal y acusaron al abogado Hugo Mario Cesa como “el principal responsable” de llevar a cabo esta obra “irregular y dañina”.

El último viernes, la organización de vecinos alertó a las autoridades sobre el ingreso de maquinaria pesada y bateas con tosca para realizar el movimiento y rellenado del suelo donde será instalado el emprendimiento privado. Además, detallaron que los desarrolladores introdujeron caños para desviar el cauce natural del agua.

A través de su página de Facebook, los VADL apuntaron al abogado Hugo Mario Cesa y su socio Eduardo César Caimez como “los responsables de llevar adelante estas obras a través de una sociedad de responsabilidad limitada (SRL) con el nombre de ‘Laguna y Esteros de San Vicente’, creada el pasado 2 de julio”.

El objetivo de esta sociedad sería la venta de las tierras sobre Rivadavia de manera “claramente irregular en lo que ellos llaman o hacían llamar ‘Mundo Natural’”, aseguraron desde la organización de vecinos.

“Comprendemos que Cesa es el principal causante de este accionar irregular y dañino. Sin embargo, todo el peso de la responsabilidad política y ambiental recae sobre el intendente Mauricio Gómez y su secretaria de Medio Ambiente, Miriam Gómez”, sumaron.

Reunión con las autoridades

A pesar de que el Juzgado de Faltas y el Municipio clausuraron la obra, el grupo aseguró que los trabajos nunca se detuvieron. “Este fin de semana, los desarrollistas evidenciaron a todas luces que tienen vía libre para avanzar con el desarrollo inmobiliario”, aseguró uno de los referentes en diálogo con Al Sur.

“Tomamos diferentes acciones para frenar las obras, determinar la línea de ribera de la laguna y así proteger los humedales. La clausura del Municipio es un inspector que deja un papelito en la tranquera y se va. La realidad es que ese papel termina en la basura y siguen”, afirmó.

A raíz de esta situación, los vecinos fueron recibidos el pasado martes por Miriam Gómez, el secretario de Gobierno, Alejandro Magnetti, y el responsable de Obras Particulares, Joaquín Rodríguez, quienes informaron que “agotaron todas las herramientas para detener la obra y que ahora depende del Juez de Faltas”, indicó uno de los referentes de VADL.

Ese día también se reunieron con el juez de Faltas, Carlos Rodríguez, con quien tampoco llegaron a ninguna instancia. “La Secretaría de Medio Ambiente se comprometió a tomar medidas contundentes y a darle prioridad a esta problemática.  Sea por complicidad, inoperancia o lentitud en su accionar, las obras continúan avanzando con total impunidad y la delimitación de la ribera sigue dilatándose”, cuestionaron.

“Estamos agotando las instancias de diálogo con el Municipio porque venimos hace meses con esto y no vemos ni un avance. Esto va de mal en peor”, consideraron. Como nueva medida de reclamo, los vecinos difundieron los números telefónicos (02225) 48-4651 (Juez de Faltas) y (02225) 48-1101 interno 226 (Obras particulares) para quienes deseen denunciar los avances de la obra en el emprendimiento privado.

“(Los números) son una herramienta más para los vecinos que pasen por ahí, vean movimientos, tenga donde llamar y seguir molestando. Convocamos a todas las personas a exigir que paren las obras y realicen controles las 24 horas”, indicaron desde su página de Facebook.

Por otro lado, algunos voluntarios pusieron a disposición una nueva petición para juntar firmas en la plataforma Change.org, con el objetivo de que se respete la Reserva Natural de la Laguna.