SV | Piden la puesta en valor de la plaza Carlos Biocca

El paseo está ubicado entre las calles Ugarte, Roca, Serrano y Directorio. No tiene luminarias, la gente arroja basura, se inunda y el Municipio dejó abandonada la obra de construcción de un playón deportivo.

0
33

San Vicente .: Haciéndose eco de un reclamo vecinal, los concejales del bloque Unidad Ciudadana presentaron un proyecto de comunicación (que fue aprobado), para que el Municipio ponga en valor la plaza Carlos Biocca, ubicada entre las calles Ugarte, Roca, Serrano y Directorio, del barrio homónimo, en San Vicente.

En su reclamo, los vecinos afirman que dicho paseo público se encuentra en un “virtual abandono desde hace algunos años, con falta de luminarias, juegos rotos y con falta de mantenimiento, una obra de un playón deportivo anunciada por este gobierno y abandonada por el mismo”, entre otros ítems.

También se quejan por la cantidad de ramas caídas, el arrojo de basura y por las zonas bajas que tiene el terreno, lo que provoca que se inunde en épocas de lluvia. Además, en el lugar hay escasez de luminarias, lo que lo convierte en un sitio peligroso para los vecinos del barrio.

En marzo de 2017, el Municipio anunciaba la construcción de dos playones (barrio Biocca y Polideportivo Mugica) y dos complejos deportivos (barrio Villa Coll y Domselaar), de los cuales ya fueron inaugurados los dos últimos. De los primeros nunca se supo nada. En ambos se realizó el movimiento de suelo y la colocación de algunos pilote, pero luego todo quedó en la nada.

 

El caso de la plaza Biocca no es el único del distrito y, muchas veces, no tiene que ver el Municipio en el pésimo estado en que se encuentran estos paseos públicos. La falta de pertenencia y de compromiso de los propios vecinos hace que estos lugares se conviertan en lo que son.

Es muy triste ver que sitios, que tendrían que ser lugares de reunión y esparcimiento de grandes y chicos, se hayan convertido en terrenos para el pastoreo de caballos o espacios para que muchos jóvenes realicen actividades reñidas con las buenas costumbres.

Son los vecinos los que arrojan ramas y todo tipo de basura en estos lugares. Son los propios vecinos los que no cuidan los juegos, dejando que sean utilizados –en muchos casos- por “chicos” de avanzada edad, que los rompen en su afán de “divertirse”.

Es justo reclamarle al Municipio cosas como el corte del pasto, la colocación de luminarias, el alteo del terreno o la colocación de juegos, pero también es cierto que los buenos vecinos tendrían que ser más comprometidos con el barrio y denunciar a quienes realizan acciones que van en detrimento del lugar.