SV | Segundo y tercer puesto para San Vicente en las Olimpíadas sobre Lechería

Los jóvenes de la Agraria 1 y el Instituto Agrotécnico San José debieron superar rigurosos exámenes sobre lechería bovina, ovina y caprina.

0
438
Uno de los equipos del Instituto San José logró el segundo puesto.

Suipacha .: Alumnos y alumnas de la Agraria 1 y el Instituto Agrotécnico San José se quedaron con el segundo y el tercer puesto en las olimpíadas sobre el conocimiento lechero, que se desarrollaron el pasado viernes en la ciudad de Suipacha. La Agraria 1 también conquistó el cuarto lugar; mientras que el San José posicionó otro equipo en el sexto.

Los establecimientos educativos presentaron dos equipos de sexto y séptimo año para participar del certamen. Por la Agraria 1, Diego Amarrillo, Zoe Bonzi y Ludmila Barrientos ganaron el tercer puesto; y Tadeo Cuencas, Lucas Olivera y Antonella Sotelo, el cuarto. El segundo lugar para el Agrotécnico San José fue conquistado por Micaela Zamorano, Allan Olivito y Sofía Pérez Besana; y el sexto por Maiten Ancamil, Milagros Venieri Rodríguez y Gerónimo Brignone.

Los encargados de preparar a los chicos y chicas del Agrotécnico San José son los profesores Facundo Landaburu y Catriel Arscone. El director de la escuela, Luis Martínez, relató a Al Sur que la preparación a las olimpíadas lácteas es una “práctica muy instalada” entre los alumnos y alumnas.

“Algunos cursos inferiores quieren participar de las olimpíadas y un año antes empiezan a consultar y hacer grupos para estudiar. Los profesores tienen material y arreglan instancias de evaluación para que vayan aprendiendo y seleccionando quienes van a competir”, detalló Martínez.

Equipo de la Escuela Agraria 1, que obtuvo el tercer puesto de la Olimpíada sobre Lechería.

En diálogo con Al Sur, la profesora de la Agraria 1, Leticia Poncato, explicó que los equipos de esa escuela fueron seleccionados tras superar una serie de exámenes de 60 y 50 preguntas, similares a los que deben afrontar en las olimpíadas. Las respuestas correctas valen dos puntos, las incorrectas restan uno y las no contestadas, no tienen valor.

“La idea es que sepan decidir estratégicamente si están de acuerdo o no a contestarla para no restar puntos”, indicó la docente y destacó que los chicos y chicas tuvieron un “muy buen desempeño” porque supieron “administrar los puntajes por respuesta”.

En la actualidad, la docente dejará que los alumnos y alumnos descansen y cierren sus notas para luego retomar a estudiar con miras a las olimpíadas mercoláctea u oro blanco, en la cual deberán profundizar en lechería de búfalos.  “Vamos a necesitar más recursos para que una de las chicas pueda tener su netbook, ya que la necesita para estudiar como corresponde”, señaló.