Guernica | Un nuevo paro de transporte iniciado por el Grupo DOTA, amenazaba con dejar sin servicios de micros a toda la región. Si bien la Empresa de Transportes del Sur (ETS) no adhirió a esta medida, la localidad de Domselaar iba a quedar aislada, ya que la empresa radicada en Guernica aún no tiene un servicio regular a la más pequeña de las localidades sanvicentinas.

Sin embargo, hubo un llamado de Pablo Labbozzetta (presidente de la ETS) al intendente sanvicentino Nicolás Mantegazza, poniendo a disposición el servicio desde y hacia Domselaar, por lo que el jefe comunal realizó las gestiones correspondientes ante el Ministerio de Transportes de la Nación, quien dio el permiso para que la Línea 200 llegue hasta Domselaar.

Actualmente esta línea realiza su recorrido entre la terminal férrea de Glew y el distribuidor de la Ruta Provincial 210 y Autovía 6 y, durante la jornada de hoy llegará al centro de Domselaar. “Estoy muy satisfecho por la actitud del intendente Mantegazza, que apenas recibió mi propuesta comenzó a gestionar este permiso especial”, afirmó Labbozzetta a Al Sur Web.

San Vicente | Avanzan los trabajos en el Jardín 916 y en la Escuela Rural 10.

El Grupo DOTA ha adquirido a muchas líneas de colectivos (entre ellas a la Empresa San Vicente), convirtiéndose en un virtual monopolio. Cuando esas más de 60 líneas realizan un paro, toda la región queda casi paralizada de no ser por la acción de las líneas locales que continúan prestando el servicio.

“Hoy, todas las líneas de la empresa están trabajando con normalidad e –incluso- reforzamos todos los ramales para que ningún pasajero tenga problemas para movilizarse” aseguró el empresario, quien además consideró que “no se puede dejar a pie a miles de usuarios por un problema político”.

Como había ocurrido el 16 de diciembre pasado cerca de 60 líneas de colectivos se vieron afectadas por el paro sorpresivo que están realizando choferes del Grupo DOTA en toda el área metropolitana. Según fuentes gremiales de la Empresa San Vicente, la medida responde a una interna sindical, donde una minoría que responde a la patronal, intenta quedarse con el manejo del sindicato.

La Empresa San Vicente siempre fue monopólica, hasta que en el año 1989, y con el impulso del ex senador Antonio Arcuri, se habilitaron a empresas locales a prestar servicio en el distrito. Así surgieron varias empresas chicas que, con el paso del tiempo, corrieron distinta suerte. Algunas fueron absorbidas por la San Vicente, como la 370 y 506), mientras que otras pudieron subsistir e inclusive expandirse.

Tal es el caso de la ETS, que además de las líneas 504, 404, 200, 506, 521 y 505, hace poco tiempo se hizo cargo del recorrido entre Lanús y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con la Línea 119.