San Vicente | Sin lugar a dudas, los deportes de contacto o artes marciales mixtas han crecido en los últimos años, y cada vez son más las personas que se vuelcan a practicar este tipo de actividad. Sobre el tema, ActivaSport dialogó con Jonathan Fernández, presidente y fundador de la Asociación Regional de Deportes de Contacto (ARDC), entidad que nació en San Vicente, con la finalidad de potenciar esta actividad en la región y de acompañar a los deportistas que practiquen algunas de estas disciplinas.

Antes que nada tenemos que definir los deportes de contacto y diferenciarlos de las artes marciales. Aunque muchos establecen que ambas pertenecen al mismo universo, los más puristas marcan grandes diferencias. En términos generales, se podrá decir que las artes marciales proponen un camino espiritual de perfeccionamiento personal en el que las técnicas de combate sólo son parte de un todo más amplio, que abarca todos los aspectos de la vida y, en cambio, los deportes de contacto se basan más en la técnica, el entrenamiento y las lógicas propias de la competición deportiva.

Antes de la cuarentena, se realizaba actividad en el Polideportivo Municipal Padre Carlos Mugica.

Sin embargo, esto sería simplificar demasiado las cosas, porque los matices y excepciones son numerosos. Cada disciplina y –también- cada combatiente, buscan su propio enfoque y tanto maestros como entrenadores, así como sus escuelas y gimnasios aportan sus puntos de vista singulares. “Desde nuestra asociación acompañamos a los practicantes de los deportes de contacto propiamente dichos y la parte deportiva de las artes marciales en general”, destacó Fernández.

Deportes de contacto en la zona

Los deportes de contacto más conocidos y que más se practican en la región son el box, light contact, full contact, kick boxing y muay thai, entre otros. Entre las artes marciales podemos mencionar el taekwondo, karate, kung fu, judo, jui jitsu, como las más importantes. “Todos estos deportes estaban organizativamente a la deriva, por eso comenzamos a dialogar con representantes de distintas escuelas, dojos y gimnasios para organizarnos y obtener mayores y mejores resultados en los torneos en donde habitualmente competimos”, subrayó Fernández, quien además es practicante y director de la Escuela Combat Team de Alejandro Korn.

Equipo ActivaSport

ARDC comenzó a funcionar en San Vicente, con los dojos y gimnasios del distrito, pero rápidamente se agregaron escuelas de Presidente Perón, Almirante Brown y Lomas de Zamora, sobre todo de la ciudad de Llavallol. “Si bien somos muy nuevos como asociación, el año pasado fuimos elegidos por la Asociación Argentina de Artes Marciales Mixtas (AAAMM) como representantes en la zona Sur del Conurbano”, subrayó. Varios representados por ARDC accedieron  a un selectivo en el CENARD para formar parte de la novel Selección Argentina de Artes Marciales Mixtas.

En la actualidad se mantiene un contacto estrecho con la Dirección de Deportes de la Municipalidad de San Vicente, con el objetivo de comenzar a trabajar en una Escuela Municipal de Deportes de Contacto. “Para que exista una escuela de este tipo tiene que haber un decreto del intendente y para ello tenemos que superar la pandemia de coronavirus, para poder realizar un trabajo efectivo”, afirmó el dirigente regional.

Jonathan Fernández (izquierda) junto a Federico Roma, múltiple campeón de kick boxing y muay thai.

Sin embargo, y en el marco de la flexibilidad decretada por el Gobierno provincial con respecto a los deportes individuales, muchos practicantes comenzaron con los entrenamientos, siempre siguiendo al pie de la letra el protocolo de bioseguridad como –por ejemplo- realizar las practicas dentro de una entidad deportiva y al aire libre. “También realizamos algunos talleres vía Zoom, como el que realizamos con Cristian “Serpiente” Bosch, campeón mundial de muay thai y kickboxing”, sumó Fernández.

Las entidades de la región que estén interesadas en afiliarse a ARDC pueden establecer un contacto con Jonathan Fernández, al teléfono 11 2663-0786, e interiorizarse de los beneficios que pueden llegar a obtener con la representación. “Desde la asociación le brindamos a nuestros afiliados capacitaciones con cursos y talleres; y un asesoramiento a nivel competitivo, además de organizar torneos que los mantengan en forma”, finalizó. Los competidores que estén bajo la órbita de la ARDC también se encuentran ranqueados a nivel regional y nacional.