San Vicente | El automovilismo regional no pasa por su mejor momento, debido –principalmente- al parate por la pandemia, pero también por el gran esfuerzo que deben hacer los equipos y los pilotos para poder afrontar los costos que insume correr deportivamente, como le sucede al sanvicentino Mariano Oxoby.

Por lo general, los pilotos regionales se autofinancian con sus propios recursos, y con lo poco que pueden obtener en concepto de publicidad, algo que no alcanza para hacer frente a los costos de inscripciones, cuotas, repuestos, cubiertas y demás gastos, contra los pocos ingresos en concepto de patrocinantes.

Como tantos otros pilotos de San Vicente, Mariano Oxoby comenzó desde muy chico su pasión por los autos de carrera, detrás de la figura de su padre, Alberto Oxoby, quien tuvo un interesante pasado en el automovilismo regional, corriendo en varias categorías. Mariano comenzó a los 3 años arriba de un karting y, a los 6 con la habilitación en mano, comenzó a competir en la categoría Sthill, que utiliza motores de 50 centímetros cúbicos, similares a los de los ciclomotores.

A los 10 años pasó a pre junior y a los 13 se dio el gusto de debutar en la categoría junior, manteniéndose por algunos años. Pero el verdadero horizonte de este muy jovencito deportista estaba en otro lugar. Si bien Mariano Oxoby quería comprar un Formula Renault para correr en la Metropolitana, en el año 2013 compró un Fiat 600 con el que debutó en la categoría Fiat 600 Light, más tarde en la 600 Promocional 850, y en el 6 Cilindros del TC Biplaza Brandsen, siempre junto a su padre.

“Mi viejo es fundamental en todo esto, tanto como mi mamá y mi hermano, somos un verdadero equipo familiar que trabaja unido, tanto en nuestro comercio, como en mi deporte preferido, porque todos tiran del mismo carro” le contó a ActivaSport.

Los Fiat 600 Promocional fueron la gran apuesta de Mariano Oxoby. Allí logro cosechar el tan ansiado campeonato en 2017 y un segundo puesto en 2018, corriendo con el Fiat 600 que junto a su padre preparan en el taller de su casa, donde también descansa el karting que espera sacar pronto a alguna pista asfaltada para entrenar y no perder ritmo.

En este año, antes de la pandemia, Oxoby tenía un objetivo que era correr en la categoría Fiat 600 ATN, de la mano de su amigo y también piloto, Ezequiel Martino, quien le ofreció la posibilidad de competir en binomio en la temporada 2021, en el auto que se está armando y que está casi listo para pisar la pista de entrenamiento cuando el circuito platense se habilite para las pruebas y desarrollo de los distintos equipos. Pero eso quedó trunco por el momento.

Equipo ActivaSport
Los fierros y la pandemia

Como la gran mayoría de los pilotos que aún no fueron habilitados en sus categorías, las carreras virtuales son un lindo pasatiempo que los acerca un poco a sus autos y a esa adrenalina tan especial para los pilotos, como lo hace, por ejemplo, el piloto Gastón Iansa. En ese mundo virtual, Mariano Oxoby también corre, y con interesantes resultados, como para mitigar la abstinencia de los fines de semana de carreras.

Además, el simulador también ayuda para mantener la concentración y trabajar otras habilidades con el apoyo de la tecnología, esperando que “antes de fin de año se abra alguna posibilidad de correr para poder entrar bien en ritmo”, según contó.

Trayectorias y logros

Oxoby comenzó oficialmente en el año 2000 corriendo en karting y permaneció en esa categoría escuela hasta el año 2006, compitiendo en el Campeonato Bonaerense.

En 2012 llegó a los Fiat 600 Light, terminando en el puesto 32; en 2013, mejoró al puesto 22; en 2014 al puesto 20, con 4 podios, y en 2015 al puesto 10 con 8 podios conquistados.

Mariano en lo más alto del podio. Campeonato en Fiat 600 Promocional en 2017.

En 2016 alcanzó el 6º puesto del campeonato en la 600 Promocional, llegando al campeonato en el 2017 con 8 victorias y 12 podios en 13 carreras, consagrándose campeón tres fechas antes del final del certamen. En 2018, fue subcampeón -a 4 puntos del campeón- con 3 victorias y 10 podios en total.

Este año, antes de la pandemia que cambió el mundo, Mariano Oxoby debutó en el TC Biplaza sin los resultados que se esperaban, al menos en las únicas dos carreras que se disputaron hasta que todo terminó, sin poder encontrar el auto que se pretendía, entre otras cosas, por la falta de desarrollo sobre el motor Ford.

El piloto de San Vicente, cuyas referencias máximas del automovilismo profesional son Ayrton Senna y Fernando Alonso, sueña con llegar a una categoría nacional como lo hicieron, entre otros sanvicentinos, Mauricio Gómez, Alan Lede y Gastón Iansa en la actualidad, quemando algunas etapas que hoy también están en su mira como las categorías previas al Turismo Carretera, por donde también estuvieron pilotos de la talla de Edgardo Lede, Jorge Valentini y el recordado Juan Carlos “Cachi” Malcorra.

San Vicente se ha convertido con el tiempo en cuna de grandes talentos deportivos, y el automovilismo deportivo aportó y sigue aportando nombres que van quedando en la memoria colectiva por lo que hacen, pero también por quienes son en la vida cotidiana. Y Mariano Oxoby, sin lugar a dudas, es uno de ellos.