Guernica | Los días 15, 16, 22, 23 y 24 de febrero se realizó la vigesimoséptima edición del “Carnaval de la Familia”, el evento creado por el desaparecido monseñor José Garbuio, quien en aquel momento era el cura de la parroquia Cristo Rey de Guernica. En la ceremonia de cierre estuvieron presentes autoridades eclesiásticas y la jefa comunal peronense Blanca Cantero, quien los declaró de interés municipal.

Esta festividad, que va camino a los 30 años, es organizada por la parroquia guerniquense y por sus capillas diseminadas por todos los barrios del distrito; y apoyada logísticamente por la Comuna peronense, facilitando el escenario, personal de tránsito, sonido, baños químicos y seguridad, entre otros ítems.

Además de Cantero, en el cierre estuvieron presentes el Obispo de la Diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones, los curas párrocos Javier Juárez, Pedro Báez, Juan Cucit y el diácono Gustavo Oubiña.

La alcaldesa peronense saludó a las autoridades eclesiásticas que se acercaron a Guernica y destacó la labor de los integrantes de la parroquia local, que “fomentaron la realización del Carnaval de la Familia” y afirmó que “siempre voy a apoyar este tipo de actividades que se desarrollan en un contexto de vida sana y en familia, donde los protagonistas son los niños y jóvenes de nuestras capillas”.

El Municipio peronense adquirió materiales para el arreglo de las calles de tierra.

En su alocución, Lugones recordó al padre “Giuseppe”. “Él fue quien inició todo esto y en ese camino hay que acompañar a los niños y adolescentes, a los jóvenes y a las familias. Después de 27 años que estos corsos se sigan organizando es una gracia de Dios”, destacó.

La máxima autoridad de la diócesis lomense tuvo un párrafo aparte para las abuelas, madres y jóvenes que “ponen el hombro detrás de las comparsas, animan y sostienen estos festejos”. También destacó el trabajo comunitario al señalar que “solos no podemos, pero sí, como comunidad y familia”.

Decreto

Cantero declaró de “Interés Municipal” a este evento, que ya se encuentra institucionalizado en la comunidad y que cuenta con el apoyo del Municipio. Ya son 27 años que la familia peronense se reúne frente al Palacio Municipal a festejar los carnavales, una actividad considerada pagana por algunos, pero que el carisma del Padre Giuseppe supo convertir en un evento para toda la familia.