San Vicente | La nueva administración municipal le viene dando su impronta a la Laguna del Ojo y, de a poco, el espejo de agua sanvicentino comienza a ser valorado por su belleza natural, por su flora, por su fauna y por su ecosistema. El pasado fin de semana se realizó una nueva visita guiada nocturna en una inmejorable noche de luna llena.

Esta serie de visitas nocturnas son organizadas por el Municipio Sanvicentino a través de la Subsecretaría de Ambiente, que a su vez depende de la Secretaría de Obras Públicas, y buscan poner de relieve las bondades de la laguna sanvicentina, más allá de la visión mercantilista que se le intentó dar hasta el año pasado.

Intensa actividad del área de Cultura y Deportes sanvicentina.

Todos debemos entender que el ejido lagunero (el espejo de agua, la reserva natural y los humedales) son ecosistemas únicos, llenos de vida natural y que deben ser protegidos de agentes externos como ruidos, polución y residuos. Es una obligación de los sanvicentinos cumplir y hacer cumplir a los visitantes estas premisas.

Paseos

Con la misión de concientizar a la población sobre la laguna y su entorno, el área municipal a cargo de Juan Silva ha comenzado –acertadamente- a acercar a la población a la reserva natural con visitas guiadas nocturnas. La última se realizó el sábado pasado, aprovechando la luna llena de nieve, que proporcionó la luminosidad necesaria para que los visitantes pudieran observar a varias especies animales como coipos, lagartos overos y garzas brujas entre otros.

La luna llena de nieve fue testigo de la caminata a la reserva natural de la Laguna del Ojo.

Además de los guardaparques encargados de cuidar el lugar, la caminata fue encabezada por el naturista Mariano Kildegard, encargado de guiar y de evacuar dudas de los presentes. Lo bueno de esta iniciativa es que, con cada nueva actividad, se suman nuevos vecinos que pueden disfrutar en familia el paisaje, valorizando la importancia de cuidar y preservar nuestros recursos naturales.

Haciendo caso al dicho popular “estómago lleno, corazón contento”, la actividad finalizó con la degustación de quesos elaborados por los alumnos de la Escuela Agraria 1 de San Vicente, todo regado con unos ricos mates y la posibilidad de intercambiar experiencias de lo vivido.

Continuando con esta temática, este sábado se realizará una nueva actividad para toda la familia. Se trata de hacer un recorrido por la costa sanvicentina con relatos, cuentos, misterio y juegos. Todo estará a cargo del guardaparques Alejandro Ayala, quien además es ludoeducador, cuentacuentos y técnico en tiempo libre y recreación.

La cita es a las 18 horas en el Puesto “Lagarto Overo”, entrada principal a la reserva natural, sobre la calle San Luis. La actividad será totalmente gratuita y los participantes podrán llevar sus equipos de mate para pasar una jornada inmejorable.