Alejandro Korn | Delincuentes sin códigos y de la peor calaña, cometieron dos robos en la Escuela de Educación Especial 501 de Alejandro Korn, donde sustrajeron varios objetos de valor y produjeron destrozos en varios sectores del establecimiento educativo. Mientras la Secretaría de Seguridad municipal se encuentra abocada al esclarecimiento del hecho, el Consejo Escolar está enrejando varias dependencias.

Los ilícitos se produjeron los días 2 y 8 de este mes en la escuela especial ubicada en Ruta 210 y Güemes. En el primer robo rompieron la puerta de entrada a un depósito y sustrajeron un horno a microondas blanco marca Top House y un Smart TV negro marca Samsung.

La escuela se encuentra ubicada en la Ruta 210, a la altura del barrio La Nueva Esperanza.

El CPR de San Vicente busca a los dueños de 14 caballos secuestrados.

Seis días más tarde robaron una máquina de coser marca Singer, modelo Florencia color blanca; varias herramientas de mano pertenecientes al taller de Construcción y Jardinería; y un reflector color negro. También produjeron destrozos en la zona de la piscina (vaciado de matafuegos y rotura de vidrios); en varios armarios de los docentes, donde sustrajeron material didáctico; y rompieron varias puertas en distintos sectores.

En la jornada de hoy, una empresa contratada por el Consejo Escolar, se encuentra abocada a colocar rejas en todas las ventanas y aberturas que se encontraban desguarecidas y por donde habrían ingresado estos malvivientes.

Por su parte, el intendente Nicolás Mantegazza instruyó al personal del área de Seguridad para que se investiguen estos ilícitos y se llegue a detener a los perpetradores. Asimismo, se le pide a los vecinos la colaboración para llegar a buen puerto con la investigación, denunciando a las personas que hayan intentado venderle los elementos robados.

Es necesario caer con todo el peso de la ley con estos verdaderos “mal nacidos”, que aprovechando la cuarentena y la escasa presencia de actividad en este establecimiento, lo robaron y además le produjeron destrozos innecesarios. Esperemos que sean apresados, que la Justicia los haga pagar por estos ilícitos y que no entren por una puerta y salgan por la otra, como ocurre casi siempre.