La Plata | El Tribunal Oral en lo Criminal 5 de La Plata condenó a Ariel Heine a 14 años de prisión, al encontrarlo culpable de formar parte de una asociación ilícita dedicada a la usurpación de inmuebles y venta ilegal de los mismos. Durante el fallo, varios integrantes de la familia de Heine se encadenaron a las rejas del Tribunal.

A Heine se lo encontró culpable de cuatros hechos ocurridos en los distritos de San Vicente y Brandsen. Se lo había acusado de asociación ilícita, usurpación de inmueble, robo calificado en poblado y en banda, daño calificado y estelionato.

Heine, que se encuentra purgando condena por otras causas en la Penitenciaría de Ezeiza, es vinculado por la Justicia a la denominada “Megacausa de La Plata”, sospechado de haber ofrecido coimas al juez de Casación Martín Ordoqui para obtener prisión domiciliaria.

Luego de los alegatos de la defensa y de la fiscalía, Heine hizo uso de la palabra, expresando estar arrepentido y con vergüenza por su accionar, al tiempo que pidió disculpas por su conducta delictiva.

La sentencia fue dictada por los jueces Carmen Palacios Arias, María Isabel Martiarena y Ezequiel Medrano, del Tribunal 5. Los magistrados hicieron lugar al alegato del fiscal Lucas Domsky, quien señaló que el juicio se caracterizó por la declaración de varios testigos atemorizados por miedo a represalias de la banda del acusado.

Otro dato que los jueces tuvieron en cuenta fue que durante la etapa de investigación, varios testigos murieron.

Durante la lectura del fallo, varios integrantes de la familia del condenado se encadenaron en las rejas de entrada al tribunal ubicado en 8 y 56, en la capital bonaerense.

Los otros dos acusados junto a Heine, Julio César Del Río y Alberto MaximilianoCarrizo acordaron con la Justicia un “abreviado”, pactando antes del juicio una pena de 9 años y 6 meses de prisión.

Ahora Heine deberá enfrentar otro juicio por la “Megacausa de La Plata” hecho que está a cargo de la fiscal platense Betina Lacki. Además de haber cesanteado en sus funciones a Ordoqui, la Justicia ordenó detener a la ex funcionaria de Casación Eugenia Mercado, secretaria administrativa del suspendido magistrado.

En esta causa se aplicó por primera vez en la Provincia la figura de “arrepentido”, para Lidia Perna. Esta mujer declaró cerca de 10 horas ante Marcela Garmendia, la jueza de Garantías que interviene en la causa, la cual decidió dejarla en libertad y aplicar la figura judicial.