Alejandro Korn | En la tarde de ayer se produjo un intento de toma de terrenos en Alejandro Korn, que fue desactivado por la Policía y funcionarios de la Secretaría de Seguridad municipal, quienes se hicieron presentes en el lugar y disuadieron a las familias que intentaban realizar la maniobre ilícita.

El hecho se produjo a media tarde de ayer en unos terrenos ubicados en General Paz y Chaco, en el barrio alejandrino Versailles Argentino, en cercanía de la vía del ferrocarril. Allí, unas dos familias (tres mayores y cuatro niños) intentaban establecerse en unos terrenos baldíos. Lo que no trascendió del hecho es si el solar posee dueño o son terrenos fiscales.

En la mañana de hoy, el Municipio realizó la limpieza de los terrenos que intentaron usurpar.

Ante la denuncia de los vecinos del lugar, se hizo presente en el sitio el titular de la cartera de Seguridad municipal, Gustavo Dorrego, junto a uniformados de la Policía Bonaerense, quienes dialogaron con los intrusos, convenciéndolos de que desistieran de cometer el delito de tomar los terrenos.

Luego, por orden del jefe comunal sanvicentino, Nicolás Mantegazza, personal de la Secretaría de Desarrollo Humano entrevistó a los integrantes de las dos familias, que estarían viviendo una situación social extrema, por lo que habían tomado la decisión de invadir las tierras para construir ahí sus viviendas.

Vecino reconoce el trabajo de dos uniformados del CPR de San Vicente.

Tras el hecho, el Municipio brindó un informe de prensa, informando de la situación. “No vamos a permitir que en San Vicente se haga nada fuera de la ley, por más que se quiera instalar lo contrario con mensajes que confunden a los vecinos y vecinas” fueron las declaraciones del jefe comunal sanvicentino, que finalizó diciendo que “esta es una muestra clara de cuál es el camino que vamos a seguir”.

Esta mañana, trabajadores del área de Servicios Públicos municipal realizó la limpieza del solar, que estaba tapado por pastizales. Empleados con motoguadañas y un tractor desmalezaron los terrenos, un pedido que los vecinos del lugar habían hecho hace tiempo.

San Vicente continúa con esa enfermiza tradición de usurpación y tomas de terrenos por parte de inescrupulosos organizados que sacan beneficio propio –en algunos casos- y de personas desesperadas que, ante una inminente situación de calle, optan por este equivocado camino.