Domselaar | Varios delincuentes maniataron a dos peones y robaron varias pertenencias de una propiedad ubicada en la zona rural de la localidad de Domselaar. Los trabajadores terminaron ilesos. El call center 911 tardó más de 8 horas en enviar asistencia policial.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 19.30 en el campo denominado Santa Lucía, pero más conocido entre los vecinos como Los Colombianos, propiedad de un comerciante de la localidad de Berazategui. En ese lugar se encontraban realizando sus tareas Daniel Batalla y Adrián Ocampo, dos peones que también son los caseros de la propiedad.

Detienen en Korn al delincuente que le había quebrado la pierna a una mujer en Glew para robarle el celular.

Cuando Batalla volvía de trabajar con un tractor, vio que a Ocampo lo tenían encañonado varios sujetos y cuando bajó del vehículo, otro de los delincuentes lo redujo, también con un arma de fuego. Debido a la oscuridad insipiente, las víctimas no pudieron establecer el número exacto ni la apariencia de los asaltantes.

Los trabajadores fueron atados con precintos plásticos a dos sillas y luego le taparon las cabezas con toallas, mientras los delincuentes comenzaron a revisar la propiedad en busca de objetos de valor. Según manifestaron las víctimas, este es el tercer robo perpetrado en esta finca durante los últimos tres años.

Tras casi cuatro horas de estar atados, y al notar que hacía una hora que no había ruidos, los trabajadores lograron desatarse y dar aviso al 911 desde la casa de un vecino. Sin embargo, la asistencia policial llegó recién hoy a las 8 de la mañana.

Si bien este es un delito rural, que debería atender el Comando de Prevención Rural de San Vicente o Brandsen, las víctimas decidieron radicar la denuncia en la subcomisaría con asiento en Domselaar.

Cuando amaneció, los peones constataron que los delincuentes se habían llevado una moto (propiedad de Batalla), tres teléfonos celulares, una motosierra, un horno microondas, vajilla y elementos de la cocina, un equipo de música, 36 mil pesos en efectivo, vertimentas y ropa de cama.

Clínica Privada San Vicente