San Vicente | Tras las elecciones del pasado 27 de octubre, el espacio liderado por Marcelo Raimondo se posicionó como la tercera fuerza dentro del distrito, obteniendo 4.008 votos, un 9,42 por ciento de los sufragios positivos. Si bien no alcanzó los guarismos necesarios para obtener un concejal, el candidato prometió seguir trabajando para lograr el bien común de los sanvicentinos.

En épocas de elecciones muchos vecinos desconfían cuando aparece un nuevo candidato, aunque en algún momento hayan pedido a gritos “que se vayan todos”. Raimondo apareció de improviso, pero decidido a seguir hasta el final. Sobrevivió a los vaivenes del especio liderado por Roberto Lavagna en la Nación y no sucumbió a los pedidos del oficialismo provincial para bajar su candidatura a intendente de San Vicente.

Armó su equipo meticulosamente y salió a la cancha a pelearles la elección a Mauricio Gómez y Nicolás Mantegazza, casi sin estructura, sin militancia, pero “con ganas y convicciones”, como le aseguró a Al Sur Web el propio candidato. “Sabíamos que era una empresa muy difícil, pero nunca bajamos los brazos. Creamos este espacio para que perdure en el tiempo”, aseguró.

La elección de Consenso Federal en San Vicente fue una de las mejores de la provincia de Buenos Aires y la segunda en la tercera sección electoral. En el orden local obtuvo 4.008 votos contra los 3.141 que alcanzó Lavagna, una diferencia importante que demuestra confianza en el candidato.

Desde un primer momento, y sin utilizar términos agraviantes, Raimondo se diferenció del oficialismo local, aunque muchos lo señalaban como parte del armado de Cambiemos y que se había lanzado para “embarrar la cancha”. Los hechos demostraron lo contrario. “Siempre critiqué la falta de gestión del Gobierno de Mauricio Gómez. Acá, en San Vicente, hacía muchos años que no se construían escuelas ni unidades sanitarias, y el gobierno se preocupó más en poner en valor la laguna que en solucionar los problemas que realmente afectaban a los vecinos”, destacó.

Con respecto a la fuerza política que conduce, aseguró que no se trata de algo pasajero. “Seguiremos trabajando, convencidos de que San Vicente tiene un potencial humano para salir adelante. Nosotros tenemos las personas idóneas para sacar el Municipio adelante, por lo que ya estamos en marcha para competir en dos años”, sumó.

Si bien su espacio no tendrá injerencia en los destinos del distrito, Raimondo subrayó que siempre “estarán al pie del cañón para ayudar en lo que podamos, como vecinos responsables que somos”. Tras su triunfo, Nicolás Mantegazza lo contactó en forma telefónica y se reunirán en los próximos días.

Marcelo Raimondo es una de esas personas que dejan una buena impresión al momento de conocerla. Promete seguir adelante. Esperemos que el electorado alguna vez le dé la oportunidad de demostrar lo que pregona.