SV | Balda: “Todas las mujeres podemos ocupar el lugar que queremos”

La dirigente es la única precandidata a intendenta de San Vicente por la lista 79 del Partido Renovador Federal. Recorrió su carrera política, sostuvo la necesidad de proyectos con miras al futuro y alentó a las vecinas a “involucrarse y ser parte” de la política local.

0
309

San Vicente .: Entre las distintas alternativas para las Elecciones Primarias, sólo una de las listas estará encabezada por una precandidata a jefa comunal de San Vicente. Es María Jimena Balda, docente de inglés y estudiante avanzada de abogacía, quien sostuvo a Al Sur Web que el eje común de los proyectos propuestos por el Partido Renovador Federal local es “pensar en el buen futuro”.

La vecina de El Pampero tiene 31 años, está en pareja desde hace 10 y tiene dos hijos de 6 y 9 años. Ejerció como profesora de inglés en distintas escuelas e institutos de la zona sur  y está finalizando su carrera de abogacía en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

Como ella señaló, “nunca” vivió de la política, ya que tiene un emprendimiento propio con su esposo desde hace seis años sobre fabricación y venta independiente de calzado. La dirigente reside desde hace cinco años en San Vicente pero pasó la mayor parte de su infancia en el barrio Santa Ana, en Alejandro Korn, donde tiene familia.

Balda relató que la militancia comenzó a sus 12 años de la mano del líder justicialista y ex presidente Néstor Kirchner. Luego transitó diversos espacios, como La Cámpora y el Movimiento Evita, donde abandonó por no “estar cómoda” pero siempre dedicándose al “trabajo social en merenderos y comedores”. 

Decidí postularme porque pueden verse día a día las falencias, la falta de gestión y el abandono del Estado para con todos los ciudadanos. Una caminando y estando da cuenta de todo lo que falta a nivel salud, educación y obra pública”, indicó Balda, quien estará acompañada de Federico Ábila como primer concejal y Mónica Corpus, en la cabeza de la lista de consejeros escolares.

Sobre la dirigente pesa la novedad de ser la única mujer como precandidata a intendente. Ella reconoció que no pensaba en que iba a serlo pero tampoco la sorprendió porque aún persisten algunas “cuestiones de estigmatización”.

“Me felicitaron por ‘poder entrar’ como si la política fuera un espacio para unos pocos elegidos. Creo que con perseverancia, capacitación, trabajo y conociendo a los vecinos, tenés posibilidades de estar y llegar”, afirmó.

Lejos de “ser partidaria del feminismo”, aseguró que sí siente una representación en aquel sector del movimiento que busca “la igualdad entre el hombre y la mujer”. “No quiero ser ejemplo de nada pero si espero que mi candidatura sirva para que las mujeres comiencen a involucrarse, animarse y ser parte. Quiero que entiendan que todas podemos ocupar el lugar que queremos y donde queremos”, alentó.

Los proyectos

La referente indicó que si bien nunca hizo política a nivel local, sí estuvo involucrada al “trabajo social en el distrito”, lo que le permitió “ver muchas de las necesidades de los vecinos”. “La mayoría de nuestros proyectos no son sueños, sino que están basados en otros que funcionaron en municipios o provincias y diseñados dentro del actual presupuesto municipal y son una construcción las personas de los distintos barrios, donde nos sentamos a charlar sobre las falencias que hay”, explicó.

Uno de los proyectos propuestos por el espacio conducido por Balda es “la descentralización del Municipio” mediante delegaciones barriales, donde los vecinos puedan elegir su propio delegado, quien elevará los reclamos y necesidades a la comuna. Además contará con una cuadrilla para arreglar luminarias, realizar zanjeos o encabezar obras.

“El mal común de todos los barrios es el estado de las calles, la falta de zanjeo y luminaria, lo que  hace a su vez a la seguridad y la salud. En la mayoría, sobre todo los de la periferia, no entra una patrulla ni una ambulancia porque no les arreglan la calle. Tampoco hay obras hídricas”, criticó la mujer y expuso que esa situación es aún más alarmante ante “la gran cantidad de vecinos que tienen alguna discapacidad”.

En cuanto a educación, consideró que “la falencia más importante” es “la cantidad de chicos que están sin escolaridad” así como “el alto porcentaje de adultos sin alfabetización”. “El Estado debe impulsar que estos vecinos puedan educarse y ofrecer los cambios de DNI gratuitos para tener una noción de la cantidad de gente que reside en la actualidad en el distrito y así gestionar la cantidad necesaria de escuelas y salitas ante la Provincia”, expuso.

“No sólo hablamos de que faltan colegios sino que los que están padecen un estado precario y no pueden solventar las necesidades reales. Considero que la educación es el pilar para tener un buen futuro”, recalcó Balda.

Además diseñaron estrategias para que los alumnos puedan generar proyectos sobre reciclaje, que luego podrán trasladar a sus casas; y otro sobre “concientización solidaria” para que los establecimientos privados y públicos “apadrinen” comedores y merenderos y colaboren en recolectar lo necesario para su funcionamiento.

Otra de las problemáticas que buscan brindar solución es la basura. Para ello, proponen la separación de residuos a partir de la apertura de 30 puestos de trabajo para cooperativas, que tengan a su cargo separar los residuos orgánicos y generar huertas orgánicas municipales que darán alimento a bajo costo a jardines, merenderos y comedores.

Lo que no podrá ser degradado, indicó Balda, será transformado en ladrillos reciclados, mucho mejores que los tradicionales; y en piedras, que pueden utilizarse para el relleno de calles y una preparación previa a la pavimentación.

“Permitiría ahorrar mucho más que con el convenio actual que tiene el Municipio con el Ceamse y estamos hablando de generación de empleo, producción propia que queda en el distrito y mejorado de calle”, enfatizó Balda.

Por otro lado, implementarán el “Centro Abierto Municipal”, que consiste en una red de servicios que posibiliten “la socialización e integración socioeducativa” de los chicos y sus familias a través de políticas de “prevención ante conductas de riesgo; apoyo escolar; y concientización sobre el medio físico, natural y de la salud”, entre otras acciones.

También buscarán reglamentar distintas ordenanzas que fueron ignoradas por la gestión como un programa de protección de animales con campañas de castración masiva y la puesta en marcha de un hospital veterinario público; la declaración de “libre de pirotecnia sonora” en San Vicente; y la mejora en las condiciones de operatividad del Comando de Patrullas Rural.